Etapas…

Buen miércoles a Todos, Paz y Bien

Ya estamos en el ecuador de la semana… esto está ya hecho!! jeje.

Hoy os traigo de nuevo una historia. Una historia que envié a los amigos hace ya unos cuantos años y que ayer me vino a la mente, así que me he ido al archivo de “Historias” y “Cuentos” a rescatarla para vosotros.

Habla de las Etapas de la vida y de como, muchas veces, queremos ir de unas a otras saltándonos las intermedias, las que pudieran parecer rutinarias, las que parecen que están ahí como de más…

Yo ayer tuve un día pelín ajetreado. Empecé muy prontito y terminé algo tarde, incluso no me dio tiempo a quedar con una persona a la que tenía muchas ganas de ver, umm… Unos de esos días en los que me hubiese quitado todas, pero todas, las “etapas” intermedias y me hubiese ido directamente de la reunión de la mañana a la reunión de la tarde.

El caso es que ya de noche, en la tranquilidad que te da el estar en casa, te paras a hacer balance del día y, fíjate… le encuentras sentido a todas esas etapas.

Aquí os dejo con las historia, no os la saltéis… jeje

Espero que os guste y os toque en algo.

Abrazote

Fer

Etapas

Michael Caine y Sean Connery, durante el rodaje de una película en Marruecos, iban a Marrakesh en un jeep cuando vieron en la carretera a un anciano que caminaba lentamente con una carga sobre sus hombros.

Pararon el vehículo e invitaron cordialmente al buen hombre a subirse con ellos, una vez que les dijo que iban al mismo sitio. El anciano les contestó:

– “Sí, podría ir con ustedes y llegaría dos días antes, que es lo que me va a costar a mí el camino andando, y me ahorraría el polvo y el cansancio, y por todo ello les agradezco a ustedes su delicadeza en parar e invitarme. Pero miren, por favor, la situación por un momento desde mi punto de vista: Yo hago todos los años este mismo camino en esta época del año. Me paro en lugares donde me conocen, y saludo a mis amigos que esperan mi paso. Si nos los veo, echaré de menos su compañía anual, y ellos incluso creerán que yo he fallecido, si no me ven, pues saben que ya soy viejo y que no he de faltar a la cita mientras pueda, pues nunca he fallado en los últimos cuarenta años.

Además, señores, les digo de verdad, si voy con ustedes, llegaré dos días antes, pero ¿de qué me sirve a mí llegar dos días antes? Los mismos días he de estar, llegue antes o llegue después. Estaré lo que dure la venta de mis mercancías, y me volveré cuando las acabe como siempre he hecho y como haré siempre. No tengo citas ni conozco calendario. Mis caminos los miden mis pies, y mis días los cuentan mis andares. Acepten, por favor, mi gratitud, pero permítanme seguir mi camino a mi paso”.

Michael Caine comenta: “No era una lógica muy occidental, pero sí una buena lección para nosotros los occidentales”.
_________________________________________________________

Y tanto, verdad? Como dice José Luis, un buen amigo, nos empeñamos en lo inmediato, en querer todo al momento, en querer llegar a los sitios cuanto antes… sin pararnos a pensar en las “etapas” que nos saltamos con esta “inmediatez”, en los caminos que no disfrutamos, en los amigos con los que no compartimos…

El texto me ha recordado a una parte de mi día a día. Los que me conocéis ya lo sabéis, así que para los que me vais conociendo, yo desayuno todas las mañanas (de lunes a viernes), desde hace ya muchos años, en el mismo Bar… todas las mañanas. Hay días que tengo alguna reunión a primera hora, o voy con más prisa de lo habitual y, ese día, no paso a desayunar por el Bar. Entonces me pasa como al Mercader del texto, que al día siguiente los camareros me preguntan ¿Qué pasó ayer que no viniste?

Lo mismo pasa con los e-mails. Hay días que no me da tiempo a abrir el correo y no puedo contestar ni enviar mensajes…y al día siguiente, al abrir, me encuentro con algún mensajito que dice: Eché de menos el correo de ayer !! o, Qué pasó que no contestaste?

Pues eso… que muchas veces merece la pena no coger el Jeep, aunque vayan dentro Michael Caine y Sean Connery (sé que es difícil, sé que es difícil, jeje) y caminar despacito – como el Principito en busca de la fuente de agua – camino del desayuno del Bar, del Café con el Amigo, de…

Un abrazote de los que nunca, nunca te puedes saltar…

Fer

12 pensamientos en “Etapas…

  1. Al releeros hoy, aunque contradiga un poco lo que comentais, me estoy acordando de un comentario que me hizo un dia, hace muchos años un amigo de mi hermana, “lo importante del camino, no es el tiempo sino llegar a la meta”

    Ese comentario me lo hizo porque pase una temporadilla agobiadisima con la carrera y me hizo darme cuanta de que lo importante no es lo que tardes en alcanzar tus objetivos, sino alcanzarlos, disfrutad del camino aprovechando lo que en él se ofrece, amigos, cafes, cines…

    Cada dis estoy más encantada de compartir este camino con vosotros.

    Un besazo y buen fin de semana a todos

    Me gusta

  2. Analia,

    Sólo tu huella es ya signo de camino, de paso, de compartir… Como dice Fr. Emilio: “En un camino lo importante no es llegar, sino el camino”.

    Me alegra veros por mi camino…

    Un abrazote,

    Fer

    Me gusta

  3. Hace unos cuantos años ya hice por primera vez el Camino de Santiago. REcuerdo pocas cosas, pero las que recuerdo con intensidad. El primer día el responsable del grupo una de esas cosas: “En un camino lo importante no es llegar, sino el camino”. Los encuentos, los amigos, los lugares donde se viven van surgiendo. Si sólo piensas en el final te los pierdes fijo. Solo con la apertura del peregrino, ligero de equipaje y con las manos vacias se aprovecha mejor ese paso a paso.

    Muy bonita la historia:Como dice un fraile “es un cuento que es verdad”.

    Voy a recordar otra cita: “El camino empieza en la puerta de casa” (Bilbo Bolsón)

    (Has hecho que todos nos pongamos reflexivos :D)

    Me gusta

  4. ¡Preciosa historia Fer! Quizás el no saltarme una de esas etapas me ha hecho llegar por casualidad a este rinconcito de la blogoesfera. Encontré tu blog a través del de Álex y me encanta lo que voy descubriendo en él. Si no te importa me quedaré leyendo un rato.
    Un abrazo

    Mariola

    Me gusta

  5. Ponemos nombres a los caminos según el destino: camino de Sevilla, carretera de Madrid…
    Llegar parece lo importante. Lo que marca al buscador es lo que encuentra y no todo lo que puede descubrir en la búsqueda. Sería bonito que algunos caminos se definieran por su recorrido:camino de los almendros, de los tres ríos…

    Jesús es para mi camino (Jn 14,6) más que por que sea mi destino final porque es una manera de andar, de saborear.

    Bendición de blog , buen instrumento de tu PAZ

    gracias

    Me gusta

  6. Jejejeje

    Saltarse las etapas…mmmmmmmm interesante porque yo aunque quiera no puedo. Me queria librar de la etapa cambio de centro de trabajo y ahora estoy mejor, me queria librar de compartir ciertas cosas con cierta gente y ahora son en las que más confío, me queria librar… y resulta que Dios me empuja al no librarme.

    Mi vida no es tan ajetreada como la de Fer, ni tengo tantos amigos a los que ver, pero de vez en cuando y más ahora, me encanta llamarlos, intentar quedar con ellos, cuidarles un poquito.

    Yo soy de esas personas que tiene pocos amigos pero buenos y la verdad, no se si porque se que siempre estan ahi o por qué, nos le he cuidado mucho.

    Este rela to me ha echo acordarme de mi amiga Angus. Es curioso porque siempre vemos nuestro punto de vista. La conocí en ciudad real, en mi etapa universitaria. Vivi con ella en una residencia y desde el primer momento conectamos. Es de esas personas q le encantan compartir cafes con los amigos, esos cafes que duran horas y horas y horas e incluso llegan a la noche. El caso es que esta amiga se fue a vivir a irlanda, hace unos años y una de las ultimas veces que vino a España la llame, porque vive en Manzanares y ni me atendió en la llamada, estuvo muy cortante y me mosquee un poco, es muy vaguilla, reconozco que como yo, y me dijo vente a Manzanares y pase un poco y me sentóun poco mal.

    Siempre en navidad se acuerda de mi y este año ha estado aqui, en España. La volví a llamar pero no pudimos vernos, es de esas personas tranquilas pero que siempre estan ocupadas y bueno vino aqui, a Madrid pero no me llamó. Supongo que como el mercader, tenía cosas que hacer, gente que visitar y ahora me doy cuenta, al leer el cuento, que seguro que no fue porque no se acordara de mi.

    El caso es que me ha gustado mucho porque me ha hecho acordarme de toda la gente que no veo quizas por mi cabezoneria y por subirme a un jeep que no me corresponde.

    Espero no volver a dejar pasar mis caminos, seguirlos a pie y despacio, disfrutando de lo que este me ofrece. Me estoy acordando de mi pueblo, es todo campo, es como una aldea y tiene unos caminos para perderse. Ya os enviare una foto, si se puede y si se. Se llama las Virtudes, esta cerca de valdepeñas en ciudad real y son caminos como los del cuento, jijiji.

    Bueno no me extiendo mas.

    espero que saqueis algo productivo porque estoy escribiendo tal y como me vienen a la cabeza las cosas y no se si tiene mucho sentido lo que he escrito.

    Un besazo a todos. os quiero

    A veces pienso que no encajo aqui, que sois demasiado “profundos” para mi que vivis todo de una manera espiritual, que aunque de manera sana, envidio, pero si algo tengo claro es que si he escrito, si he conocido a Fer, es porque tenia que hacerlo y os aseguro que es de lo mejor que me ha pasado en la vida, porque me ha renganchado a Dios. Me alegro un montón de no haber dejado pasar ese camino y de no haberme subido a ningún jeep en ese momento en que se cruzó conmigo.

    Que tengais buen dia

    Me gusta

  7. Qué historia más bonita. Respecto al bareto donde desayunas cada día… ¡recuerdos a Felixín! (ya sabes, el que me salvó del perro rabioso cuando era cani, siempre cuento la anécdota).

    La película posiblemente era aquella de “El hombre que pudo reinar” (que creían, por Afganistán o por ahí, que uno de ellos era la reencarnación de Alejandro Magno…). La rodarían en Marruecos, por lo que parece.

    Abrazote de Antoine.

    Me gusta

  8. Uy!!!ni que lo digas!, de verdad que sí…preciosa historia!
    Y vivir el presente, el aquí y el ahora. Y no pensar más que en el paso que estás dando en cada momento como el primero y el último a la vez, como si fuera el único…como Beppo barrendero, en Momo ¿verdad…?.
    Un abrazote.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s