Poesía…??

Hola a Todos,

¿Cómo va la semana? Alguna ya sé que un poco “estresada”, jeje, pero bueno, sólo hay que pensar que mañana ya es “JUEVES” y el estrés desaparece al momento. Probarlo, probarlo… a qué desaparece?

Parece que giraAyer coincidí con un amigo al que hacía mucho que no veía. No sé cómo, no me preguntéis por qué, acabamos hablando de poesía, concretamente de un amigo común que es “poeta”. Antonio, mi amigo “no poeta”, me decía que a él la poesía no le gustaba mucho, que, salvo excepciones, no encontraba ningún texto de poesía que le llenara. Yo, por el contrario, le intentaba convencer y le daba mi opinión de lo mucho que me gusta la poesía, pero no llegábamos a un acuerdo… posiblemente, tampoco hacía falta que llegáramos a él.

Os preguntaréis: “A qué viene este rollo que nos está contando Fernando hoy”, jeje, pues viene a que esta mañana, muy prontito, muy pronitito, he leído un texto de Jorge Luis Borges que creo que complementa perfectamente la conversación que tuve ayer con mi Amigo… el “no poeta”. Realmente, complementa esa conversación y, ya veréis, muchas otras conversaciones del día a día, de gustos, de maneras de ver las cosas… Aquí os lo dejo, a ver qué os parece a vosotros.

Un abrazo fuerte … de los que luego se comentan con los amigos “poetas” y con los “no poetas”

Pincha en Continuar Leyendo para ir al texto de Borges

.

.

beber“Cuando yo escribo algo, tengo la sensación de que ese algo preexiste. Parto de un concepto general; sé más o menos el principio y el fin, y luego voy descubriendo las partes intermedias; pero no tengo la sensación de inventarlas, no tengo la sensación de que dependan de mi arbitrio; las cosas son así. Son así, pero están escondidas y mi deber de poeta es encontrarlas.

Bradley dijo que uno de los efectos de la poesía debe ser darnos la impresión, no de descubrir algo nuevo, sino de recordar algo olvidado. Cuando leemos un buen poema pensamos que también nosotros hubiéramos podido escribirlo; que ese poema preexistía en nosotros…

… He sido profesor de literatura inglesa en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aieres y he tratado de prescindir en lo posible de la historia de la literatura. Cuando mis estudiantes me pedía bibliografía yo les decía: <no importa la bibliografía; al fin de todo, Shakespeare no supo nada de bibliografía shakespeareana>. Johnson no pudo prever los libros que se escribirían sobre el. <¿Por qué no estudian directamente los textos? Si estos textos les agradan, bien; y si no les agradan, déjenlos, ya que la idea de la lectura obligatoria es una idea absurda: tanto valdría hablar de felicidad obligatoria. Creo que la poesía es algo que se siente, y si ustedes no sienten la poesía, si no tienen sentimiento de belleza, si un relato no los lleva al deseo de saber qué ocurrió después, el autor no ha escrito para ustedes. Déjenlo de lado, que la literatura es bastante rica para ofrecerles algún autor digno de su atención, o indigno hoy de su atención y que leerán mañana.>”

Jorge Luis Borges

__________________________________-

.

Me encanta la parte que dice: “El autor no ha escrito para ustedes…“. Y es que hay tantas cosas en la vida que parece que te tienen que gustar por obligación, cuando, pudiera ser que “el autor no las haya escrito para nosotros…”, verdad? ¿Qué opináis?

La literatura, el día a día, la vida… es bastante rica para ofrecernos “algo” digno de nuestra atención, de nuestro esfuerzo, de nuestro interés…

Os deseo que hoy “El autor sí haya escrito para vosotros…”

Abrazote fuerte,

Fer

5 pensamientos en “Poesía…??

  1. Mariachi, sí, cierto, tenemos pendiente un cafecito… no se me olvida ;)

    Will, alegrón verte por aquí!!! Gracias por llenar con tu presencia y con tus palabras este Odre.

    Jl, me encanta Juan Ramón Jiménez. Gracias por compartirlo con nosotros.

    Un abrazo fuerte a los tres,

    Fer

    Me gusta

  2. Cuando lloraba yo tanto,
    cuando yo tanto sufría,
    mis penas, sólo mis penas,
    fueron constantes amigas;
    me quedé sin ilusiones, 5
    me quedé sin alegrías,
    volaron mis esperanzas,
    y en el mar de mi desdicha,
    pobre y solitario náufrago
    sin auxilio me perdía; 10
    llegó un momento supremo
    en que aborrecí la vida.

    Entonces brilló a lo lejos
    una azul playa bendita,
    la playa del sufrimiento, 15
    de las nostalgias divinas;
    pensé un instante en la lucha,
    sol que alumbró muerto día,
    y me abracé a mis dolores
    y salvé mi inútil vida. 20

    ¡Penas mías, yo os bendigo!
    ¡Yo os bendigo, penas mías,
    negras tablas salvadoras
    del perfume de mi vida!
    Nunca, nunca me olvidéis 25
    en el mar de mi desdicha,
    entristeced mis amores,
    entristeced mis delicias,
    que yo gozo con las penas
    más que con las alegrías, 30
    que jamás puedo olvidarme
    de aquella playa bendita,
    en donde me embriagasteis
    de las nostalgias divinas.
    Todo el oro de mis sueños, 35
    todo el amor de mi lira,
    todas las flores que entreabran
    sus cálices en mis días,
    todo el fuego de mis ojos,
    todo el placer de mis risas, 40
    es sólo para vosotras,
    adoradas penas mías,
    adoradas salvadoras
    del perfume de mi vida.

    Me gusta

  3. Querido Fer:
    Ando por los madriles, funcionando a otro ritmo, recuperando rostros y palabras, encuentros y libros, sonrisas y canciones.

    Me permití “entrar” al blog del que no he salido. Leí lo que narras sobre la poesía, sobre los poetas, sobre tu amigo el “no poeta” y algo de todo ello me acompañó durante el día a modo de banda sonora.

    Públicamente me confieso un enamorado de Mafalda. En una de sus viñetas afirma llorosa, con el diccionario en cama, acoplado a mil tubos y máquinas, que las palabras están enfermas. Las hemos vaciado de su carga honda de significado.

    Así nos permitimos, por ejemplo, llamar “amor” a cualquier salto en el estómago si ése alguien especial anda cerca, cuando en realidad puede tratarse de un trastorno digestivo.

    Llamamos poeta al último favorecido por un enchufe editorial que consiguió que sus apuntes trasnochados vieran la luz.

    O llamamos poesía a un escrito cuyo título tiene que ver con todo menos con el contenido; un texto en el que ni la rima , ni la métrica, ni el acento cuentan, pero dice algo “dulzón” con pretensiones de verdad y ello es suficiente para llamarlo poesía…y como tal se pública.
    Alguna de estas puede haber caído en manos de tu amigo. Lo siento por él.

    Coincido con Borges. Los poetas de verdad siempre me evocan a Dios: traen al ser aquello que interiormente ya vivía, ya aleteaba en ellos o en alguien cercano y entrañable, entonces cobra vida, se hacen carne cuando son pronunciados por el autor. “La Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros”.
    Las excepciones de que habla tu amigo, “el no poeta” serían de este tipo.

    Puedes pasar de largo junto a esas creaturas los poemas, como pasaron algunos junto aquel herido tendido en la cuneta. Pero el deseo por conocerlas siempre yace en el hondón del alma, puede que despierto o adormecido, pero es y está siempre en cada uno “más íntimo a mí que yo mismo”. Es cuestión de alentar el deseo.

    Acercarse es arriesgarse. Quien se acerca a estos “seres” no puede permanecer indiferente: se hace responsable de su existencia y sin percatarse los recrea y mantiene vivos. Por ti siguen siendo o dejan de ser. Te haces tú también poeta sin saberlo o sin decirlo. “Ya no soy yo quien vive…”.

    Como Dios, el verdadero poeta escribe para todos. En esto discrepo de Borges. El poeta no conoce acepciones. El poeta nunca divide pues no busca vencer. El poeta propone, nunca obliga ni siquiera a la lectura, menos aun a encarnar sus metáforas. “Vino a los suyos y los suyos no lo recibieron”. Lo podemos leer hoy o mañana, dejar a medias la lectura o no leerlo nunca.

    “La gloria de Dios es que el hombre viva” y el poeta como Dios busca que la vida sea más y mejor vida, auténtica vida, aunque en el empeño queden tantos en el camino y otros tantos busquen la vida siguiendo otros nortes sin llegar nunca al puerto.

    Ahí siguen juntos, Dios y los poetas. Esperando, ofreciendo oportunidades, proponiendo, creando y recreándonos, respetando la libertad y el gusto.

    Lo mejor de sí nos lo dijo Dios en su Hijo, ya no tiene más que decirnos. Aun cuando se extingan los poetas el amor seguirá siendo lo único importante.

    Saluda a tu amigo, “el no poeta” e invítalo a quedarse con las excepciones que siguen confirmando las reglas.

    A ver si nos vemos estos días.

    Cariño Grande.

    Me gusta

  4. QUE BONITO TEXTO ME HA DEJADO SIN PALABRAS

    ME RECUERDA CUANDO COJO MIS ESCRITOS Y EMPIEZO A LEERLOS ME HACE RECORDAR LO QUE ME LO INSPIRÓ POR EJEMPLO MI PRIMER AMOR, O AL ULTIMO.

    ME HACE RECORDAR EL MOMENTO, LA PERSONA, LA EDAD, LA EPOCA… Y ME RESULTA MUY TRISTE PORQUE SOLO ME INSPIRO CON LOS AMORES NO CORRESPONDIDOS, CON LA TRISTEZA Y CUANDO ESTOY ALEGRE NO ME SALEN TEXTOS “BUENOS” O NO TENGO LA NECESIDAD DE ESCRIBIR Y ESO NO ME GUSTA PORQUE AL IGUAL QUE COMPARTO LAS TRISTEZAS ME GUSTA COMPARTIR LAS ALEGRIAS.

    Y ESO CHICOS QUE ME HA ENCANTADO EL TEXTO PORQUE ME HA RECORDADO MI EPOCA DE ESCRITORA.

    BESOS A TODOS Y UNO GORDO PARA TI, FER, YA QUE NO PUEDO DARTELO EN PERSONA.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s