Evangelio Domingo 25 de Mayo – Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo

Odres Nuevos en colaboración con la ONG Familia Franciscana Internacional

Domingo de la 8ª semana de Tiempo Ordinario.
Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo
Domingo, 25 de Mayo del 2008

“Un PAN que se parte y se reparte”

“Un PAN que se parte y se reparte”

Evangelio:

Lectura del santo evangelio según san Juan 6, 51-58

En aquel tiempo, dijo Jesús a los judíos:

-«Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. Y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo.»

Disputaban los judíos entre sí:

-«¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?»

Entonces Jesús les dijo:

-«Os aseguro que si no coméis la carne del Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día. Mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él. El Padre que vive me ha enviado, y yo vivo por el Padre; del mismo modo, el que me come vivirá por mi. Éste es el pan que ha bajado del cielo: no como el de vuestros padres, que lo comieron y murieron; el que come este pan vivirá para siempre.»

Palabra del Señor.

Evangelio Comentado por:

Cuerpo y Sangre de Cristo (A), Juan 6, 51-59
EXPERIENCIA DECISIVA
ANTONIO PAGOLA

Como es natural, la celebración de la misa ha ido cambiando a lo largo de los siglos. Según la época, teólogos y liturgistas han ido destacando algunos aspectos y descuidando otros. La misa ha servido de marco para celebrar coronaciones de reyes y papas, rendir homenajes o conmemorar victorias de guerra. Los músicos la han convertido en concierto. Los pueblos la han integrado en sus devociones y costumbres religiosas…

Después de veinte siglos, puede ser necesario recordar algunos de los rasgos esenciales de la última Cena del Señor, tal como era recordada y vivida por las primeras generaciones cristianas.

En el fondo de esa cena hay algo que jamás será olvidado: sus seguidores no quedarán huérfanos. La muerte de Jesús no podrá romper su comunión con él. Nadie ha de sentir el vacío de su ausencia. Sus discípulos no se quedan solos, a merced de los avatares de la historia. En el centro de toda comunidad cristiana que celebra la eucaristía está Cristo vivo y operante. Aquí está el secreto de su fuerza.

De él se alimenta la fe de sus seguidores. No basta asistir a esa cena. Los discípulos son invitados a «comer». Para alimentar nuestra adhesión a Jesucristo, necesitamos reunirnos a escuchar sus palabras e introducirlas en nuestro corazón, y acercarnos a comulgar con él identificándonos con su estilo de vivir. Ninguna otra experiencia nos puede ofrecer alimento más sólido.

No hemos de olvidar que «comulgar» con Jesús es comulgar con alguien que ha vivido y ha muerto «entregado» totalmente por los demás. Así insiste Jesús. Su cuerpo es un «cuerpo entregado» y su sangre es una «sangre derramada» por la salvación de todos. Es una contradicción acercarnos a «comulgar» con Jesús, resistiéndonos egoístamente a preocuparnos de algo que no sea nuestro propio interés.

Nada hay más central y decisivo para los seguidores de Jesús que la celebración de esta cena del Señor. Por eso hemos de cuidarla tanto. Bien celebrada, la eucaristía nos moldea, nos va uniendo a Jesús, nos alimenta de su vida, nos familiariza con el evangelio, nos invita a vivir en actitud de servicio fraterno, y nos sostiene en la esperanza del reencuentro final con él.

___________________-

Primera Lectura

Salmo

Segunda Lectura

__________________

Si quieres utilizar los dibujos de Paxti Velasco para Catequesis, Carteles, etc…, puedes descargarlos aquí:

“Un PAN que se parte y se reparte”

“Un PAN que se parte y se reparte” (B/N)

4 pensamientos en “Evangelio Domingo 25 de Mayo – Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo

  1. Wow!!! esta espacio es genial!
    solo le faltaria 1 cosa par k fuera kasi perfecto que! pucieran mas imajenes aminadas de cristo!!! m enkantan!!!! sta bn padres y m gustaria que me dijeran de donde conseguirlas?????

    I.love..Xto!!!

    :D

    Saludines! a todo0zz!

    Me gusta

  2. SI SE PUDIERA HACER QUE RICO QUE PUDIERAN MANDAR A LOS CORREOS CADA DOMINGO EL EVANGELIO Y SU ILUSTRACION POR QUE POR QUE ADEMAS DE LEER Y REFLECCIONAR PODEMOS HACER LA TAREA DE EDUCACION RELIGIOSA CADA DOMINGO GRACIAS

    Me gusta

  3. Al celebrar la Eucaristía, al contemplar el cáliz, muchas veces he pensado en la entrega del Señor, en su sangre, su vida derramada. Y muchas veces me ha venido el recuerdo de otras vidas derramadas, de personas –algunas he conocido personalmente- que se han dado hasta derramar la sangre.

    De un tiempo a esta parte, sin embargo, me ronda otro pensamiento. Para darnos su vida, Jesús elige el vino, símbolo de la fiesta y de la alegría, como aquél de las bodas de Caná. El mejor vino, el más caro, que se sirve en la fiesta más importante, la más solemne, la más alegre.

    Y eso me invita a verlo en un ángulo nuevo. La vida de Jesús es ese vino –el mejor-. A un precio altísimo se ha abierto y se nos sirve, para que compartiéndolo podamos descubrir, degustar la vida como fiesta. La Eucaristía nos revela la generosidad de Dios y se intuye en ella una profunda alegría que subyace a la entrega –incluso la más dolorosa y difícil-. Dios –el que conoce nuestra historia, con sus tragedias y esperanzas- ha puesto en nuestra vida un misterioso manantial de alegría insospechada, honda, desbordante…

    Roque Sarmiento

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s