Te miro y me miras

Hola a Todos, Paz y Bien

Como sabéis, todos los meses colaboro con la Revista 21 haciendo un comentario en la sección “mirar”.

Quiero compartir con vosotros el comentario del mes de diciembre 2018, que, además, acompañé con una fotografía de los días que pasamos en Mozambique visitando el Proyecto COV´s, que gestiona mi queridísima Maru Cornejo desde la Fundación Encuentro, en el que la Obra Social Odres Nuevos colabora.

Espero que os guste.

Hay miradas que interpelan en lo más profundo y ésta es una de ellas. Cruces de miradas que preguntan y que, a su vez, dan respuesta sin necesidad de palabras. Silencios que son atronadores cuando el que escucha es el corazón.

Te miro, me miras y tu fragilidad rompe mi grandeza.
Me miras, te miro y siento tus preguntas, pero no encuentro respuestas.
Te miro, me miras y el futuro se vuelve ahora.
Me miras, te miro y comprendo el valor de un hermano.
Te miro, me miras y me quedo sin palabras.
Me miras, te miro y quiero darte la mano y ser yo el que te acompañe.
Te miro, me miras y también quiero ir descalzo y sentir lo sagrado de la tierra que pisamos.
Me miras, te miro y tu presente interroga mi futuro.
Te miro, me miras y me surgen las certezas que no queremos reconocer.
Me miras, te miro y te siento cercano, aunque en estos momentos un continente entero separe nuestras miradas.
Te miro, me miras y quiero saber tu nombre y que conozcas el mío.
Me miras, te miro y me pregunto hacia dónde llevan tus pasos.
Te miro, me miras y siento que he venido a ayudar y, quizá, no me necesitas.
Me miras, te miro y siento que soy yo el que te necesito.
Te miro, me miras y veo tu caminar compartido… ese que va lento, pero llega lejos.
Me miras, te miro y siento la confianza que dan las manos entrelazadas.
Te miro, me miras y me descentras (dejo de ser el centro del mundo y, en tu mirada, paso a estar en el centro del mundo).
Me miras, te miro y veo mi pobreza.

Te mira, le miras… ¿qué te dice a ti?

Un fuerte abrazo… de los que se dan después de un cruce de miradas,

Fer

FELIZ NAVIDAD

Hola a Todos, Paz y Bien

Quiero desearos a Todos una muy Feliz Navidad en compañía de vuestros seres queridos y que en el nuevo año, que en breve nos llega, sigamos compartiendo tanta vida como en éste.

Un abrazo de acogida, de bienvenida… de NAVIDAD,

Fer

 _ 

Cuidarse para cuidar

Hola a Todos, Paz y Bien

Finalizamos el Curso “Cuidarse para cuidar” que hemos tenido de la mano de Migueli Marín

 _ 

Qué gozada de curso. Momentos de parar, de mirarnos, de aprender, de compartir, de reír… Gracias Migueli, hermanillo, por estos dos días.

Un abrazo… de los que cuidan,

Fer

Mayores en Soledad

Hola a Todos, Paz y Bien

Muy acertada e interpelante la viñeta de José María Nieto, de ayer domingo en ABC, en relación con la ley publicada en la Comunidad Autónoma de La Rioja, que prohíbe que las mascotas estén solas más de 48 horas y que obliga a sus dueños, entre otras cosas, a pasearlas 2 veces al día.

Se dice que la soledad es la enfermedad del siglo XXI y los expertos advierten que, si no se toman medidas, podría convertirse en una epidemia en el 2030.

Algo está fallando, algo no estamos haciendo bien, cuando una de cada tres personas se siente sola en esta sociedad de la hiperconexión y de las redes sociales. Cada vez estamos más conectados, pero menos comunicados. Como decía Zygmunt Bauman: “Somos solitarios en contacto permanente”.

Si esta soledad la llevamos al mundo de las personas mayores y, más concretamente, a los mayores de España, podemos decir que en España hay cerca de 2 millones de personas mayores que viven solas. El 72 % son mujeres y el 42% tienen más de 85 años y estos, según estudios de la SEGG (Sociedad Española de Geriatría y Gerontología), apenas reciben una visita al mes de alguien de su entorno social y en algunos casos no reciben ninguna visita.

Esta soledad, esta falta de visitas, de contacto directo, de roce vivo con el otro, no se contrarresta con las relaciones superficiales que mantenemos en las redes sociales. No, Internet no es remedio para esta soledad. Tenemos que buscar “relaciones de calidad”. En este sentido, el psicólogo Alfredo García Garate indica que: «Hay que rodearse de aquellos con los que puedas ser aceptado, reconocido y con intimidad suficiente para poder compartir tus sentimientos, ya sean buenos o malos».

Qué Importante lo de rodearte de gente con la suficiente intimidad como para poder compartir sentimientos tanto buenos como malos ¿verdad? En especial, tener un espacio de relación donde poder compartir los momentos malos, que también forman parte de nuestras vidas; ya que, en internet, en las redes sociales en general, vivimos, salvo contadas excepciones, en la burbuja de compartir solo momentos buenos, fachadas, máscaras… y esto no es real.

En el 2015 se hizo un estudio en Dinamarca a 1000 personas, en el que se quería medir las consecuencias del uso de una conocida red social en el día a día. El estudio dividió a los participantes en 2 grupos. Uno de ellos siguió usando la red social de manera normal en su vida diaria, y al otro se le indicó que no podría usarla durante el periodo de una semana.

Pasado este tiempo los resultados fueron que el grupo que había dejado de utilizar las redes sociales durante esa semana tenían niveles más altos de entusiasmo, goce, capacidad de concentración, vida social y felicidad. Por el contrario, los participantes del grupo que siguió utilizando las redes sociales mostraron mayores niveles de preocupación, tristeza, ira, estrés, depresión y sensación de soledad.

El estudio indicaba, como una de las causas de estas conclusiones, el hecho de que, salvo excepciones, todo lo que compartimos en las redes sociales es siempre bueno: “nos hace ver inteligentes, atractivos, afortunados, dichosos. Muchas personas, al ver tales derroches de bonanza en las vidas ajenas, tienden a sentirse mal por lo que les falta a las suyas. Y es algo que les pasa incluso a personas que, con sus propias publicaciones, generan en otros el mismo efecto”.

Pero sigamos con la soledad, que, además del daño directo que produce en la autoestima y en la identidad de la persona, es un factor de riesgo de la salud, entre otros, para la depresión, el alcoholismo, pensamientos suicidas, comportamientos agresivos, enfermedades cardiovasculares, la hipertensión y el alzhéimer. Así mismo, los estudios indican que las personas mayores que viven solas tienen una mayor probabilidad de muerte temprana.

La soledad también afecta a la salud social y, como indica la Dra. Sacramento Pinazo, de la SEGG: “Las personas que se sienten solas frecuentemente desarrollan mecanismos de defensa que hacen difícil crear nuevas conexiones con otros o profundizar en la existentes. Muchos optan por autoprotegerse o por rechazar las ocasiones de encuentros sociales que puedan exponerles a un rechazo social”.

Hay países, como Reino Unido, donde la soledad es ya un problema de Estado y, para abordarlo, han creado una Secretaría de Estado específica. El día de su presentación la Primera Ministra, Theresa May, indicaba lo siguiente: “Para demasiada gente, la soledad es la triste realidad de la vida moderna”.

Un estudio realizado en Reino Unido indicó que alrededor de 200.000 personas mayores no habían tenido ninguna conversación con un amigo o un pariente en más de un año. ¡Ninguna conversación con nadie cercano en más de un año!

Parece algo imposible ¿verdad? Algo que, de ocurrir, solo podría pasar en un país muy lejano al nuestro… pues no, ha sido en un país vecino, y si nos paramos a pensar ya no nos es extraño ver noticias de personas que mueren solas en nuestro país, en nuestras ciudades, en nuestros barrios, en nuestras comunidades… y que son descubiertas cuando los vecinos se alarman por el mal olor que proviene de sus viviendas. ¿Cómo puede alguien estar tan solo como para que su muerte no afecte al día a día de nadie?

Están muy bien las leyes que protegen a nuestras mascotas y están muy bien las redes sociales, pero algo tenemos que hacer para acercarnos a las personas que están en soledad (la soledad no deseada), en especial a las personas mayores que se encuentran y se sienten solas… Quizá una llamada a nuestros familiares mayores para ver qué tal están, quizá una visita a nuestros vecinos mayores para ver si necesitan algo (posiblemente lo que más necesiten es esa visita), quizá un voluntariado de acompañamiento o, quizá, simplemente, ser conscientes de que esta realidad de soledad no deseada existe… ese ya sería un buen punto de partida para comenzar a hacer algo.

¿Cuándo fue la última vez que llamaste o visitaste a ese familiar mayor que vive solo? ¿Cuándo fue la última vez que llamaste a la puerta de ese vecino mayor que vive solo?

Me quedo con la frase de Gustavo Adolfo Bécquer: “La soledad es muy hermosa… cuando se tiene alguien a quien decírselo”.

Un fuerte abrazo… de esos que tienes que estar para poder darlo,

Fer

 

________________________-

Referencias:
Fe de ratas – José María Nieto (Abc)
La soledad, una enfermedad que podría convertirse en epidemia (Abc)
Soledad, una nueva epidemia (El País)
Zygmunt Bauman
La soledad en los tiempos de las redes sociales (letraslibres.com)
segg.es

Algo se mueve en medio del Adviento

Hola a Todos, Paz y Bien

Con este precioso dibujo de mi queridísimo Fano, quiero desearos un feliz día de la Inmaculada.

Algo se mueve en medio del Adviento…

Gerardo Diego celebraba la fiesta de hoy con estos versos:

“Nieve y azul, bandera de diciembre.
Algo se mueve en medio del adviento.
Se insinúa una brisa, un soplo, un tiento
suavísimo… La nieve descendiendo inmaculada…
… la nieve en flor y madre de María”.

Un fuerte abrazo… de los que mueven por dentro,

Fer

 

Apoyo y superación

Hola a Todos, Paz y Bien

‪Entre tanta noticia de política, que crispa, una gran noticia de superación y apoyo de compañeros, que toca el corazón.

‪Nacho, que nació con parálisis cerebral, apoyado por sus amigos, da sus primeros pasos solo.‬

Un abrazo… de los que acompañan,

Fer

Felicidades – Hoy es Todos los Santos

Hola a Todos, Paz y Bien

¡FELICIDADES!

¡Felicidades hoy es tu santo!
Porque todos somos santos para Dios.
Santo es el que ama,
santo es el que gasta su tiempo en los demás,
santo es el alegre y divertido, por cariño,
santo es el que pone sus preocupaciones en Dios,
santo es el que vive atento al hermano,
santo es el que llora con quien sufre,
santo es el que regala los detalles,
santo es el que facilita una tarea,
santo es el que libera de una culpa,
santo es el que cura un resentimiento,
santo es el que alivia el peso al compañero,
santo es el que regala su ternura y dice el amor,
santo es el que no tiene nada suyo,
santo es el que actúa ecológicamente,
santo es el que exprime la vida con pasión,
santo es el que no se deja abatir por los problemas,
santo es el que rezuma misericordia,
santo es el que trabaja por conseguir justicia,
santo es el que acoge al que está caído,
santo es el que acompaña al desvalido,
santo es el que festeja la vida de la gente,
santo es el que adivina lo que necesita el otro,
santo es el que descansa al preocupado,
santo es el que acaricia la vida del hermano,
santo es el que tiene una casa abierta y la mesa puesta,
santo es el que sabe vivir en amistad,
santo es el que disculpa a todo el mundo,
santo es el que libera de todo resentimiento,
santo es el que te hace encontrar a Dios,
santo es el que todo esto lo vive en compañía de Dios.
¡Tú eres santo! Felicidades porque regalarás felicidad.

(Mari Patxi Ayerra)

Un fuerte abrazo en tu día,

Fer

“Porque Yo Importo” Mejorar el acceso a unos Cuidados Paliativos de calidad

Hola a Todos, Paz y Bien

Quiero compartir con vosotros la información del Día Mundial de los Cuidados Paliativos (13 de Octubre) que me llega de infocuidadospaliativos, ya que creo sinceramente que debemos dar más visibilidad y hacer más presentes en nuestro día a día los Cuidados Paliativos.

Llevamos meses recibiendo noticias de las iniciativas legislativas sobre la eutanasia y el suicidio asistido y para mí esto, como dice Roberto Germán en su libro “El final de la vida”, es querer matar moscas a cañonazos: querer acabar con el sufrimiento y el dolor de un enfermo poniendo fin a su vida.

Como también indica Roberto Germán, es cierto que debemos avanzar en eliminar el sufrimiento humano, pero en ningún caso eliminando al ser humano que sufre y aquí juega un papel fundamental la medicina paliativa.

Os dejo con la información de esta gran campaña de sensibilización “Porque yo importo“, que quiere hacer visibles los Cuidados Paliativos y concienciar a la sociedad de que estos cuidados no son sinónimo de muerte, sino de ayuda, acompañamiento, alivio, amparo, seguridad…. en definitiva: sinónimo de vida.

Un fuerte abrazo… de los que acompañan hasta el final,

Fer

____________________-

El próximo 13 de octubre se conmemora el Día Mundial de los Cuidados Paliativos. Con tal motivo la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL) y la Asociación de Enfermería de Cuidados Paliativos (AECPAL) han puesto en marcha una campaña que, bajo el lema “Porque yo importo“, que quiere poner de manifiesto la necesidad de mejorar el acceso de la población a los Cuidados Paliativos.
Este lema tan atractivo “Porque yo importo” responde al lema propuesto este año por la Worldwide Hospice Palliative Care Alliance (WHPCA), #BecauseImatter y enlaza con la conmemoración del centenario del nacimiento de Cicely Saunders, enfermera, trabajadora social y doctora que transformó los cuidados de las personas al final de su vida al considerar el dolor desde una dimensión que va más allá de lo físico e incluye también aspectos sociales, emocionales y espirituales, y cuyo mensaje principal era: Tú importas porque eres tú, y tú importas hasta el último momento de tu vida. Nosotros haremos todo lo que podamos, no solo para ayudarte a morir apaciblemente, sino también para ayudarte a vivir hasta que mueras.

El Dr. Rafael Mota, presidente de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos, indica su deseo para la campaña de este año: “Me gustaría que este año el Día Mundial sirviera para que la sociedad entienda que los cuidados paliativos no son sinónimo de muerte, sino de ayuda, acompañamiento, alivio, amparo, seguridad…. Porque en nuestro país hay muchos profesionales a quienes mueve la entrega, el compromiso y la vocación, y eso hace que, a pesar del dolor que existe en estos casos, los cuidados paliativos estén llenos de historias de amor”

Para ampliar la fuerza de esta acción, SECPAL y AECPAL invitan también a ciudadanos, instituciones y colectivos sociales a que se dejen “contagiar” por este movimiento y participen en esta iniciativa publicando en sus redes sociales mensajes e imágenes en las que se muestre el cartel de la campaña o uno similar que incluya el lema Porque yo Importo #PaliativosVisibles.

#PorqueYoImporto – #BecauseImatter