Pasa, Entra…

Buenos días a Todos, Paz y Bien

Qué tal comienza el lunes? Sabéis, me encanta oír a Carlos Herrera los lunes por la mañana… siempre comienza el programa diciendo: “Por fin es lunes” Es como yo, con mi “Por fin es viernes”, pero al revés, jeje.

Hoy quiero compartir con vosotros una imagen, bueno, más que una imagen, una sensación y también, cómo no, una canción.

Estaba buscando una foto que necesitaba y, mirando las carpetas, me he reencontrado con ésta que os paso un poco más abajo.

Es la Iglesia del Rosario (Dominicos Conde de Peñalver – Madrid). Muchos seguro que la habéis reconocido al instante. Saqué la foto una tarde hace ya tiempo, justo antes de una de las misas… y dio la casualidad que, en ese momento, no había nadie en la Iglesia.

Cuando he abierto la foto me han llegado un montón de sensaciones: de Calma, de Tranquilidad, de Lugar Conocido, de Lugar de Descanso, de Hogar, de Calor, de Confianza… y con todas estas sensaciones, me ha venido a la mente la canción de Pasa“, de Pedro Guerra.

Sería una maravilla que nuestras Casas, nuestros Espacios, por descontado… nuestras Iglesias y, claro está, Nosotros mismos, fuéramos lugar de acogida, de descanso; lugares donde, como me ha pasado a mi con la fotografía, con sólo mirarlos ya tengas ganas de pasar, de compartir… de compartir tus mil dudas con las mil dudas del compañero, lugares donde no haga falta avisar primero.

No os pasa a vosotros? Todos tenemos la casa de algún familiar, de algún amigo, donde no hace falta llamar, ni avisar diciendo que te vas a pasar… siempre hay un lugar donde, llegues a la hora que llegues, te sientes acogido, te sientes como en casa.

Os dejo con la fotografía de la Iglesia y con la canción de Pedro Guerra, para que penséis en vuestros lugares, en vuestros amigos, en aquellas personas que cuando las veis, y sólo con verlas, ya sentís esa sensación que os dice: “Pasa, Entra…”

Espero que este Blog también os produzca esa sensación…

(Pincha en continuar leyendo para ver la foto y oír la canción)

Aquí hace menos frío que en la calle hay leña para un fuego,
no mucha pero bueno un poco de calor no viene mal.

Aquí hay una canción que nos descansa un hueco para el alma,
sentirse como en casa, un alto en el camino nada más

Pasa, entra…
y siente que hay quien duda como tú y no se descubre en nada,
nada de las cosas que ha escuchado y desespera.

Pasa, entra…
y siente que hay quien duda como tú pero se abraza a lo que tiene
y se levanta con la fuerza que le queda.

Pasa, entra…
y siente que hay quien duda como tú pero
no tiene más canción que la que sabe
y la cantó y si no la sabe tararea.

Aquí hace menos frío que en la calle, los labios para un beso,
oídos para un sueño la brisa que precisa tu dolor.

Pasa, entra…
y siente que hay quien duda como tú y no se descubre en nada,
nada de las cosas que ha escuchado y desespera.

Pasa, entra…
y siente que hay quien duda como tú pero se abraza a lo que tiene
y se levanta con la fuerza que le queda.

Pasa, entra…
y siente que hay quien duda como tú pero no tiene más canción
que la que sabe y la cantó y si no la sabe tararea.

Pasa, entra…
No importa lo que fue pero será lo que será
y alguna forma encontrarás para pasar por esa puerta.

Pasa, entra…
Después de algún traspiés algún color dibujará lo que hace falta
para estar de nuevo en pie y no perder fuerzas.

Pasa, entra…
y siente que hay quien duda como tú pero
no tiene más canción que la que sabe
y la cantó y si no la sabe tararea, tararea….

12 pensamientos en “Pasa, Entra…

  1. Si no recuerdo mal, es el párroco de Triacastela, en la provincia de Lugo, el que ha puesto ese cartel.

    Mariachi! Cómo que al único que conoces físicamente de los que escriben en el blog es a Fer??? Y a mí entonces, cómo me conoces??

    Me gusta

  2. Fr. Emilio, puedes coger todo lo que necesites del Blog. “Lo que gratis hemos recibido…”.

    Víctor, un buen amigo, me contó que al entrar en una capilla, una de las veces que hizo el Camino de Santiago, se encontró el típico cepillo donde la gente puede dejar sus donativos con un Cartel (puesto por el párroco de la Iglesia) que decía:

    “Deja lo que puedas – Toma lo que necesites”

    Pues mi blog pretende ser algo así… Dejad lo que queráis, lo que podáis y tomad todo lo que necesitéis.

    Un abrazote, me alegra verte por aquí.

    Fer

    Me gusta

  3. ¿Sabeis lo que ultimamente me hace sentirme en casa? entrar en el blog y leer vuestras aportaciones.

    Cada vez que entro siento que, sin conoceros fisicamente, excepto a Fer, os conozco de toda la vida. Creo que eso hoy en dia es muy dificil, encontrar a gente que se de a los demas sin importar donde esten y que te hagan sentir bien.

    Gracias a todos por hacer que me sienta en casa.

    Besos a todos

    Me gusta

  4. Lo siento Fer, pero me da la impresión que te voy a plagiar, citando el original. Tu reflexión, la de María y la canción cada vez me gustan más.

    Y sí, soy Fr. Emilio. Lo que pasa es que el Mozilla ya me pone por defecto siempre sanjose cuando el blog es de wordpress… y a veces se me olvida cambiarlo.

    Ah, gracias Maria por tu reflexión. Me he despertado recuerdos alegres y cariñosos

    Me gusta

  5. Que entrada más bonita!
    Sí que he pensado en rostros bien concretos ahora mismo.
    Miradas concretas, de esas que reciben, acogen, cuidan, rescatan; miradas en donde uno puede estar de “entrecasa” porque no hay que cuidarse ni simular, miradas de AMIGOS.

    Ojalá, pienso también al leer, uno pueda ser para alguien “ese” lugar de calma, de refugio, de confianza, en donde se pueda circular sin permisos especiales, en donde se pueda SER con libertad sin sentirse de “visita”.

    Me encantó esto que escribiste, y me hizo bien todo lo que me generó por dentro. Gracias.

    Una vez dejé en mi blog una frase de Nouwen que decía así: “TU CASA ES DONDE ESTAS VERDADERAMENTE A SALVO”…para mí esa CASA es sin duda mis AMIGOS.

    Buena semana! Un abrazo.

    Me gusta

  6. Hola María,

    Vaya, me ha gustado mucho eso gente que son “Casa”, como cuando de pequeño te salvabas en los juegos llegando a la “Casa”… Ummm, Gente que son “Casa”, gente que “te salva”, gente que te “acoge”.

    María, gracias por ser “Casa”.

    Besines

    Fer

    Me gusta

  7. Hola a todos

    Aun me sigue sorprendiendo la casualidad de la vida. Lo digo porque esta mañana al llegar al trabajo, mientras esperaba que llegase gente, me he puesto a mirar el blog y he visto las fotos. Me he puesto a verlas y a parte de conocer gentecilla que anda por ellas he visto la de la parroquia, mi parroquia, nuestra parroquia. La verdad es que me ha impresionado muchisimo, verla vacia con esa iluminación. No se que tiene, pero cada vez que entro en ella me siento querida, arropada, es una sensacion de seguridad que pocas veces tengo.

    Para seros sincera, la iglesia me encanta, pero no porque sea bonita, que no lo es, pero es mi parroquia, mi Cristo. En lo que mas me fijo al entrar en una iglesia, no es en la fachada, ni en las vidrieras, sino que me fijo en el Crucifijo, En el Cristo y el de mi parroquia me encanta, ademas que me impone muchisimo.
    Y eso que me ha llamado mucho la atencion que Fer hiciese esa foto porque yo hace mucho tiempo que queria hacerla.

    Respecto a la cancion, me encanta. Cada vez que la oigo me hace ver lo afortunada que soy y me ayuda a animarme cuando me siento triste.
    Un besote a todos

    Me gusta

  8. Qué cierto!! A mí me ocurre mucho, pero no sólo con las casas de alguna gente sino directamente con ciertas personas. Aunque esté con ellas en la calle, en un parque, en una cafetería…hacen que me sienta como en casa. Así es como describo yo a aquellas personas con las que me siento bien. Siempre he dicho de ellas “con ella/él me siento en casa” Ya no digo “como en casa”, sino “en casa” Como cuando era pequeña y jugaba al “pilla-pilla” y un árbol, un banco, una farola…o incluso mamá eran “casa”. Y cuando, después de mucho correr, tocabas “casa” te sentías aliviado, protegido, “a salvo”. Hay gente que te puede hacer sentir “en casa”. Es aquella con la que puedes pensar en voz alta, con la que no te tienes que preocupar de tu forma de hablar, de tu forma de comportarte, con la que no tienes que fingir que te lo estás pasando bien si no es así, o con la que te puedes reir hasta llorar aunque, al hacerlo, pongas una cara horrorosa y te cuelgue babilla por la comisura de los labios. Son “casa” y te van a aceptar tal como eres y te van a querer tal como eres.

    Qué maravilla ver a tanta gente, de tantos rincones del mundo, reunida en torno a este blog. Si es que a Fer le salen amigos por todas partes!

    Me gusta

  9. Hola,

    Eres Fr. Emilio, verdad?

    Pues si te gusta mi gusto, seguro, seguro, que a mi me gustará también el tuyo…jeje.

    Un fuerte abrazo, ya sabes, de los de Pasa… Entra…

    Fer

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s