Sólo el Amor

Buenos día a Todos, Paz y Bien

Bueno, bueno, ya estamos a mitad de semanita… Genial!!! Mañana ya Jueves, pasado Viernes, umm… esto ya está hecho, jeje

Ayer por la noche, ya un poco tarde, colocando unos papeles en casa, apareció una postal que compré hace unos años en Roma, en un viaje “alucinante” que hicimos en bici por toda la costa de Italia (ya os contaré con más calma de ese viaje).

La postal, que compré en San Pablo Extramuros, decía esto:

“Aunque hablara las lenguas de los hombres y de los ángeles, si no tengo amor, no soy más que bronce que resuena o platillos que aturden. Aunque tuviera el don de profecía, penetrara todos los misterios, poseyera toda la ciencia y mi fe fuera tan grande como para cambiar de sitio las montañas, si no tengo amor, nada soy. Aunque repartiera en limosnas todos mis bienes y aunque me dejara quemar vivo, si no tengo amor, de nada me sirve.

El amor es comprensivo, el amor e servicial y no tiene envidia; el amor no es presumido ni se envanece; no es mal educado ni egoísta; no se irrita ni guarda rencor; no se alegra con la injusticia, sino que goza con la verdad. Disculpa sin límites, cree sin límites, espera sin límites, soporta sin límites. El amor no pasará jamás”.

Detrás de la postal había escrito a lápiz (supongo que lo escribiría allí mismo en Roma), algo que parecía una nota para recordar, en la que ponía: Buscar “Sólo el Amor” de Silvio Rodríguez… Así que ayer, ya un poco tarde, abrí el ordenador y busqué en los archivos de música que tengo “Sólo el Amor” y… SORPRESA, tenía esa canción!!

No sé si San Pablo escribió a los Corintios oyendo de fondo a Silvio, o si, que también podría ser, Silvio escribió “Sólo el Amor” teniendo como fondo a San Pablo… casi que esto último es más posible, verdad? jeje. El caso es que los dos textos se complementan totalmente.

A ver qué os parece a vosotros… Os dejo con los versos y la canción de Silvio, para que cada vez que oigáis la cita de San Pablo a los Corintios recordéis esta preciosa melodía.

Pincha en “continuar leyendo” para ver los versos y oír la canción

Sigue leyendo

Evangelio del Domingo 21 de septiembre – 25ª Semana del Tiempo Ordinario

Odres Nuevos en colaboración con la ONG Familia Franciscana Internacional

Domingo de la 25 Semana del Tiempo Ordinario, Ciclo A.
Domingo, 21 de Septiembre de 2008

“Para Dios todos somos hijos únicos”

“Para Dios todos somos hijos únicos”

Evangelio:

Lectura del Santo Evangelio Según San Mateo (20,1-16):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola:
– El Reino de los Cielos se parece a un propietario que al amanecer salió a contratar jornaleros para su viña. Después de ajustarse con ellos en un denario por jornada, los mandó a la viña. Salió otra vez a media mañana, vio a otros que estaban en la plaza sin trabajo, y les dijo: “Id también vosotros a mi viña, y os pagaré lo debido.” Ellos fueron. Salió de nuevo hacia mediodía y a media tarde e hizo lo mismo. Salió al caer la tarde y encontró a otros, parados, y les dijo: “¿Cómo es que estáis aquí el día entero sin trabajar?” Le respondieron: “Nadie nos ha contratado.” Él les dijo: “Id también vosotros a mi viña.”

Cuando oscureció, el dueño de la viña dijo al capataz: “Llama a los jornaleros y págales el jornal, empezando por los últimos y acabando por los primeros.” Vinieron los del atardecer y recibieron un denario cada uno. Cuando llegaron los primeros, pensaban que recibirían más, pero ellos también recibieron un denario cada uno. Entonces se pusieron a protestar contra el amo: “Estos últimos han trabajado sólo una hora, y los has tratado igual que a nosotros, que hemos aguantado el peso del día y el bochorno.” Él replicó a uno de ellos:

“Amigo, no te hago ninguna injusticia. ¿No nos ajustamos en un denario? Toma lo tuyo y vete. Quiero darle a este último igual que a ti. ¿Es que no tengo libertad para hacer lo que quiera en mis asuntos? ¿O vas a tener tú envidia porque yo soy bueno?” Así, los últimos serán los primeros y los primeros los últimos.

Palabra del Señor.

Sigue leyendo