Todo se Transforma…

Hola a Todos, Paz y Bien

Llevo unos días algo liado y, como veis, no he tenido tiempo ni para escribir, pero os tenía prometido un “Agradecimiento” a la altura de las 100.200 visitas y… aquí está.

Estos días he estado pensando qué poneros, qué compartiros, cómo agradecer vuestra cercanía, vuestra presencia… Ayer en el coche, camino de casa, me saltó en la radio esta canción: “Todo se transforma“. Una canción que habla de mil lugares, de mil sensaciones, de mil experiencias; pero, sobre todo, de lo que damos y de lo que recibimos… ¿casualidad?

Cada uno da lo que recibe
y luego recibe lo que da,
nada es más simple,
no hay otra norma:
nada se pierde,
todo se transforma.

Este Blog nació para eso, para “dar” y para “recibir”, para que nada se “pierda” y que nuestras experiencias, sentimientos, historias, vivencias… se “transformen” al compartirlas con los otros.

“Cada uno da lo que recibe…” Yo me limito a dar lo que recibo de muchos de vosotros, de muchos otros “Odres” en los que he bebido y en los que bebo, y de esta forma, como dice la canción, os aseguro que “nada se pierde, todo se transforma…”.

Como dice Luis Guitarra: “¿Quién recibe más al darse un beso?”.

Pues eso me pasa a mi, ¿quién recibe más, el que da lo que ha recibido, o el que recibe lo que le dan?

Sólo me queda animaros a que sigamos “dando” y dejándonos “recibir”. Ya sabéis que el Blog lo tenéis siempre abierto para ello, para “transformar” la vida.

Os dejo con la canción enterita para vosotros, para que la disfrutéis y os animéis a “transformar” todo lo que lleváis dentro.

Un abrazo fuerte… de los que, seguro, seguro, nunca se pierden.

Fer

Pincha en “continuar leyendo” para escuyar la canción

.

Tu beso se hizo calor,
luego el calor, movimiento,
luego gota de sudor
que se hizo vapor, luego viento
que en un rincón

de La Rioja

movió el aspa de un molino
mientras se pisaba el vino
que bebió tu boca roja.

Tu boca roja en la mía,
la copa que gira en mi mano,
y mientras el vino caía
supe que de algún lejano
rincón de otra galaxia,
el amor que me darías,
transformado, volvería
un día a darte las gracias.

Cada uno da lo que recibe
y luego recibe lo que da,
nada es más simple,
no hay otra norma:
nada se pierde,
todo se transforma.

El vino que pagué yo,
con aquel euro italiano
que había estado en un vagón
antes de estar en mi mano,
y antes de eso en Torino,
y antes de Torino, en Prato,
donde hicieron mi zapato
sobre el que caería el vino.

Zapato que en unas horas
buscaré bajo tu cama
con las luces de la aurora,
junto a tus sandalias planas
que compraste aquella vez
en Salvador de Bahía,
donde a otro diste el amor
que hoy yo te devolvería…

Cada uno da lo que recibe
y luego recibe lo que da,
nada es más simple,
no hay otra norma:
nada se pierde,
todo se transforma.

____________________________-

Y tú.. ¿Qué quieres transformar?

Fer

Anuncios

3 pensamientos en “Todo se Transforma…

  1. Pero bueno!!! Aquí dejas un par de días de ver el Blog y hay más movimientos que en una partida de ajedrez.

    Acabo de llegar de viaje y, ya en la tranquilidad de casa, me meto a ver el Blog y… 100.200 visitas!!! Pero bueno!!!

    Enhorabuena!! También me uno a Tess y te digo lo mismo:

    Adelante, a seguir con ánimo y alegría. En definitiva, como siempre.

    Un fuerte abrazo

    Gerar

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s