GRACIAS A TODOS

Hola a Todos, Paz y Bien

¿Qué os puedo decir? GRACIAS, GRACIAS A TODOS por vuestros mensajes de e-mail, al Blog, al móvil, las llamadas, los abrazos… GRACIAS!!!

Ayer, verdaderamente, fue un gran día. Un día lleno de sentimientos desde que me desperté y encendí el móvil – y comenzaron a llegar mensajes y llamadas – hasta la noche, que finalizó con una gran y estupenda cena; que fue el mejor final posible para un maravilloso día de Cumpleaños.

Entre medias de todo esto, entre el desayuno y la gran cena, recibí dos regalos que me gustaron mucho y que, claro está, quiero compartir con vosotros: Un cuento y, como dice Wil, Un trozo del Pirineo vestido de otoño.

Aquí os dejo con los Regalos, que espero os hagan tanta ilusión como a mi.

Un abrazo… de los que se dan cuando tienes un día más de vida.

Fer

.

Pincha en continuar leyendo para ver el cuento y el “Trozo de Pirineo vestido de otoño”.

.

.

En el silencio de mi reflexión percibo todo mi mundo interno como si fuera una semilla, de alguna manera pequeña e insignificante pero también pletórica de potencialidades….Y veo en sus entrañas el germen de un árbol magnífico el árbol de mi propia vida en proceso de desarrollo.

En su pequeñez, cada semilla contiene el espíritu del árbol que será después. Cada semilla sabe cómo transformarse en árbol, Cayendo en tierra fértil, absorbiendo los jugos que la alimentan, expandiendo las ramas y el follaje, llenándose de flores y de frutos, para poder dar lo que tienen que dar.

Cada semilla sabe cómo llegar a ser árbol. Y tantas son las semillas como son los sueños secretos.

Dentro de nosotros, innumerables sueños esperan el tiempo de germinar, echar raíces y darse a luz, morir como semillas… para convertirse en árboles.

Árboles magníficos y orgullosos que a su vez nos digan, en su solidez, que oigamos nuestra voz interior, que escuchemos la sabiduría de nuestros sueños semilla.

Ellos, los sueños, indican el camino con símbolos y señales de toda clase, en cada hecho, en cada momento, entre las cosas y entre las personas, en los dolores y en los placeres, en los triunfos y en los fracasos.

Lo soñado nos enseña, dormidos o despiertos, a vernos, a escucharnos, a darnos cuenta.

Nos muestra el rumbo en presentimientos huidizos o en relámpagos de lucidez enceguecedora.

Y así crecemos, nos desarrollamos, evolucionamos…

Y un día, mientras transitamos este eterno presente que llamamos vida, las semillas de nuestros sueños se transformarán en árboles, y desplegarán sus ramas que, como alas gigantescas, cruzarán el cielo, uniendo en un solo trazo nuestro pasado y nuestro futuro.

Nada hay que temer, …una sabiduría interior las acompaña… porque cada semilla sabe…. cómo llegar a ser árbol…

_______________________________-

Ummm… “En su pequeñez, cada semilla contiene el espíritu del árbol que será después. Cada semilla sabe cómo transformarse en árbol, Cayendo en tierra fértil, absorbiendo los jugos que la alimentan, expandiendo las ramas y el follaje, llenándose de flores y de frutos, para poder dar lo que tienen que dar”.

No me puedo resistir, con este precioso cuento que me mandó Eva, a poneros una foto del “Árbol” que presidía Chiúre. Este árbol estaba en medio del Campo de Fútbol y no os podéis hacer una idea de lo grandíiiiisimo que era. Al leer el cuento, y ver la foto del árbol, me hacía gracia pensar que este GRAN ÁRBOL salió de una pequeñísima semilla…

En qué árbol me convertiré yo? En qué árbol te convertirás tú? Cómo es la tierra en la que estamos? Nuestras ramas dan sombra a los demás?

Aquí os dejo la “semilla” de la pregunta, la “semilla” del Cuento, la “semilla” de las fotografías otoñales… en espera de vuestro árbol de respuestas…;)

Abrazotes,

Fer

2 pensamientos en “GRACIAS A TODOS

  1. Hola Fer
    Gracias por copmpartir tus regalos. Me ha encantado el cuento y la foto. Debía ser impresionante estar a su lado y sentirse pequeñito, pequeñito, pequeñito…

    “Tantas son las semillas como son los sueños secretos”

    Me ha gustado mucho esta frase porque me ha hecho pensar en mis sueños, en los que no se realizaron y en los que estan por realizar. Porque soy de esas personas que no luchan por lo que quieren o luchan poco, de esas persona que se ven vencidas en el primer tropezón.

    Yo sigo siendo semilla, una semilla que aun no ha encontrado la tierra donde echar raices, quizas porque aun no ha llegado el momento de “crecer”

    Un besote a todos

    Me gusta

  2. Hola Fer,

    Yo creo que todavía soy semilla… no he llegado a ser ese gran árbol que da sombra con sus ramas, que da frutos. Soy semilla, sí, pero con mucha fuerza y muchas ganas de llegar a ser como el árbol de Chiúre (por cierto, impresionante). Y lo más importante, creo que soy semilla en tierra fértil y con un agua que me viene directamente del “Odre” de la vida…así crezco seguro.

    Un besote,

    Vanesa

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s