La Gota de Rocío…

Buenos días a Todos, Paz y Bien

¿Cómo va la semana? Fría… verdad? Aunque eso no es mucho problema, ya sabéis unas cuantas “capitas” de ropa más y todo solucionado.

Gota de RocioHablando de frío, ayer por la mañana, camino del despacho, muy tempranito, pasé por una zona de campo que estaba totalmente cubierta por una capa de rocío. Comenzaba a amanecer y los rayos del Sol reflejaban en las gotas de rocío, de forma que parecía que el capo estaba iluminado con miles de estrellitas (ummm… si hubiera llevado la cámara en el coche…) y me acordé de la Canción de Silvio Rodríguez “La gota de rocío“, que es lo que hoy quiero compartir con vosotros.

Me encanta la parte de la canción que dice: “me dijo: tengo frío, acércame calor y fui con tanto brío que encendí su corazón, y mientras la besaba me dijo en un temblor: esto es lo que faltaba para que saliera el sol“.

Ojalá que hoy alguien nos diga “tengo frío, acércame calor”, o “estoy solo, dame conversación”, “estoy triste, dame un abrazo”… y seámos capaces de acercarnos y encender su corazón, como el Sol encendía las gotitas de rocío del campo al amanecer. Si es así, no dudéis en contármelo.

Un abrazo fuerte… de los que encienden gotas de rocío,

Fer

Pincha en Continuar Leyendo para ir a la Canción

.

.

La Gota de RocioLa gota de rocío
del cielo se cayó
y en ella el amor mío
la carita se lavó.
Pero era tan temprano
que no salía el sol
y se helaron las manos
y mejillas de mi amor.
Creí que las estrellas
la iban a buscar
y que en su cara bella
se ponían a jugar
me dijo: tengo frío,
acércame calor
y fui con tanto brío
que encendí su corazón,
y mientras la besaba
me dijo en un temblor:
esto es lo que faltaba
para que saliera el sol.
!Oh, gota de rocío
no dejes de caer
para que el amor mío
siempre me quiera tener.

.

(Silvio Rodríguez)

____________________________-

Dónde está hoy tu gota de rocío…??

Un abrazote,

Fer


9 pensamientos en “La Gota de Rocío…

  1. Cordiales saludos: Mi nombre es Carlos González. He sido profesor de matemáticas y física en la enseñanza secundaria durante 24 cursos. Finalmente, al verme limitado en mi deseo de practicar una enseñanza basada en los nuevos paradigmas, decidí dejar el camino de la enseñanza oficial e iniciar uno nuevo, alternativo al sistema imperante.
    Durante años, he podido comprobar como mis alumnos adolescentes enterraban sus sueños hasta hacerlos invisibles. Su entorno les enseñaba que la “seguridad” era lo primero: estábamos creando víctimas. La rabia que sentía ante tal panorama la he trasmutado en creatividad, escribiendo un libro que narra cómo empoderar a los adolescentes:
    “Un maestro decide crear un ambiente mágico en su clase para empoderar a sus alumnos. Les ayuda a descubrir los enormes potenciales que habitan en su interior. Les revela un mundo más allá de la mente programada y de las creencias. Para llevar a cabo su proyecto el profesor emplea curiosos trucos…
    Los alumnos van resolviendo los enigmas, que el maestro propone de una forma singular. La clase es una creación de todos. El aprender se transforma en una aventura.
    Poco a poco, cada alumno se convierte en su propio maestro, en una fuente de conocimiento para él y sus compañeros. La vida se torna mágica: pueden vivirla desde su corazón, sin que las creencias les limiten “
    Su título es: “Veintitrés maestros, de corazón – un salto cuántico en la enseñanza-“. En él se plantea un modelo educativo que se basa en descubrir la fuerza interior.
    Hoy puede ser ciencia ficción…tal vez una semilla, pero si la nutrimos puede generar una forma totalmente nueva de enseñar, en la que el ser humano deja de sentirse víctima, para sentirse el creador de su propia vida.
    Creo que su sensibilidad va en la misma dirección que la mía. Por eso, me atrevo a enviale* mi libro en versión digital. He decidido regalarlo persona a persona o institución a institución. Necesita volar…hacia lugares en los que pueda ser bien acogido. Si lo lee le agradecería cualquier comentario. Todos los amantes de la lectura sabemos que bastan cinco minutos con un libro para saber si es de nuestro interés, sólo le pido ese tiempo. Siéntase libre de enviarlo a las personas o asociaciones a las que este libro pueda ayudar. Gracias por su presencia. Le deseo felices creaciones…
    Carlos González
    P.D Mi blog es: http://www.ladanzadelavida12.blogspot.com
    * El libro se puede descargar en mi blog

    Me gusta

  2. Noe,

    Qué tal tus “gotas de rocío”?

    La sensibilidad es mutua, pues “En lo cotidiano” rebosa sensibilidad. Una persona a la que le encantaría ser como John Keating en el Club de los poetas muertos tiene que ser una persona muy especial…

    Gracias por llenar este Odre con tus Gotas de Rocío.

    Besines,

    Fer

    Me gusta

  3. Tu sensibilidad me cuestiona mogollón, mil gracias…Me cuestiona por las tantas veces en las que no soy capaz de tener esa tierna manera de ver la vida.

    Dices: Ojalá que hoy alguien nos diga “tengo frío, acércame calor”, o “estoy solo, dame conversación”, “estoy triste, dame un abrazo”… y seámos capaces de acercarnos y encender su corazón, como el Sol encendía las gotitas de rocío del campo al amanecer.

    Yo te digo que ojalá seamos capaces de descubrir esa necesidad sin que nos lo piedan. Hay personas incapaces de pedir una mano, a mi por ejemplo me cuesta una pasada.

    Hoy mi gota de rocío ha estado en la niña que lloraba desconsolada porque su madre tardaba en venir a buscarla.

    Gracias Fer ;) por esos dondes, esas gotas de rocío que tanto refrescan

    Me gusta

  4. Hola Fer,

    Me ha encantado la Canción!! Es una de esas canciones que oyes, oyes, oyes y oyes, pero no te cansas de ella y cada vez que la escucho se me ponen los pelos de punta, como la primera vez… Gracias por recordármela.

    A mi también me encantaría poder ser la persona que “haga salir el Sol” para otra. Creo que en nuestro día a día tenemos muchas oportunidades de ser esa persona, de poder acercarnos a los otros y, con un gesto, una mirada, una palabra, una caricia… hacer que salga el Sol en su día o, simplemente ser, como nos decía María, “Chispa”, que no es poco…

    Mañana te contaré de quién he sido “Sol” o “Chispita” hoy.

    Un beso fuerte “Chiquitín”,

    Caro

    Me gusta

  5. El título de la entrada de hoy me ha recordado a un texto de Tagore. No va exactamente en la misma línea que la canción de Silvio pero espero que os guste:

    “Sólo el cielo puede ser espejo tuyo. ¡Oh sol!-suspiró la gotita de rocío.
    Yo siempre estoy soñando contigo, ¿pero qué puedo esperar? Soy tan pequeña para tenerte en mí… –Y se echó a llorar desconsolada.
    Le contestó el sol: Yo lleno el cielo infinito; pero también puedo estar en ti, gotita de rocío. Yo me haré chispa para llenarte y tu vida pequeñita se hará un mundo de luz”. (Tagore)

    ¿Y nosotros? ¿Intentamos transformarnos y hacernos pequeñas chispas para adaptarnos a los demás? ¿Nos acercamos a los demás con humildad, como pequeñas chispas de luz o intentamos deslumbrarlos?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s