Tiempo de Adviento

Hola a Todos, Paz y Bien

Los que me conocéis sabéis que este tiempo de Adviento es uno de los momentos del año que más disfruto.

Me gusta comparar cómo intento vivir yo el Adviento: un momento de pausa, de hacer cuentas del año, de prepararme, de ilusionarme…  y cómo veo que se vive en nuestra sociedad, en el día a día.

Ya no es el simple hecho de que las luces de Navidad cada año se pongan antes, o que las grandes superficies nos llenen con mil anuncios navideños la televisión, las vayas publicitarias, los buzones…, que como sigamos así, vamos a volver de las vacaciones de verano y nos vamos a encontrar un catálogo de Cestas de Navidad en la puerta de casa; sino que veo que se está perdiendo un poco ese “pararnos” para ver qué es lo que celebramos, cuál es el sentido de esas luces…

Para mi el Adviento es eso una llamada de atención que me lleva a “Pararme”: pararme para ver qué voy a celebrar y pararme para preparar bien esa celebración. También es pararme para ver si realmente estoy preparando bien el Camino, si mi camino está despejado o si durante el año lo he ido llenado de cosas que pueden ser obstáculos para caminar por él; pararme para ver si las luces de mi camino sirven para orientar o son sólamente decorativas…

Es cierto que las grandes ciudades, como Madrid, te incitan a no pararte. Vas por la calle, ves que están poniendo luces en los árboles, en las farola, en los balcones… y dices: Ea, ya llegó la Navidad… y continúas andando como el que ve un anuncio de coches en un periódico y dice: Ea, ya está aquí la feria del automóvil.

Mira, siguiendo con el tema, cómo pensáis que reaccionaría una persona que esté buscando un buen coche para comprar y ve un anuncio de la Feria del Automovil??

Seguro que su reacción sería algo así como: “¡¡¡ Por fin llega la Feria del Automóvil !!! Las ganas que tenía de que llegara para encontrar ese coche que estoy buscando”.

Pues eso es lo que yo creo que debería ser el Adviento, ese anuncio en el periódico que te dice que ya llega la “Feria”, el anuncio que estabas esperando, que todos los días buscabas y que cuando lo lees te llena de alegría ¡¡¡ Por fin llega la Feria…!!! Y te paras un poquito para preparar tu visita a la Feria, revisas la agenda para que te cuadre con el mejor día, revisas tus cuentas del año, para ver si tienes ahorros suficientes para ir a la Feria y avisas a tus amigos para que te acompañen, pues quieres compartir con ellos ese momento que tanto estabas esperando.

Espero que este año mi Adviento no sea un: Ea, ya llega la Navidad…. sino un: ¡¡¡ Por fin llega la Navidad!!!

Así os lo deseo también a todos vosotros.

Un abrazo con mucho cariño,

Fer

P.D. Voy a hacer la prueba ahora cuando salga a la calle, a ver cuál es mi reacción cuando vea las Luces que ya adornan las avenidas. Probar vosotros y me contáis, ok? A ver cuáles son vuestras sensaciones, vuestras vivencias de Adviento

.

9 pensamientos en “Tiempo de Adviento

  1. Hola Fer, ya que me pongo a comentar comento todo.

    Me gustó mucho tu reflexión de adviento. La verdad es que todos los años me haces caer en la cuenta del Adviento, que, como dice Amelia, muchas veces se me pasa como el que oye llover.

    ¡¡¡Gracias por tus “Luces”!!!

    Un abrazo hermanito,

    Gerardo

    Me gusta

  2. Al igual que Patro Arredondo también recibí el mail y creo que es una propuesta interesante. Por lo menos en mi país (Argentina) los días previos a las fiestas pasan mucho por las casas niños pidiendo y creo que darles una bolsita con algunas golosinas y la leyenda “PARA JESÚS QUE VIVE EN TI” debe ser agradable recibirla, lo probaré y luego les cuento. También leí una porpuesta de Leonardo Boff que dice que cada vez que vayamos de compras, especialmente en estos tiempos, un segundo antes de entrar a los negocios, cerremos los ojos y nos preguntemos si realmente necesitamos lo que vamos a comprar para nosotros o para quien lo hagamos y si no sería interesante preparar algo con nuestras manos. Allí irían nuestras ideas, nuestro tiempo, nuestra creatividad y por supuesto nuestro amor. ¿Qué les parece?
    Un abrazo y un deseo de un adviento simple y profundo. Cecilia.

    Me gusta

  3. Fer:

    Felíz Adviento, anda circulando un e-mail con una propuesta interesante: Poner bajo el árbol un regalo, según tus posibilidades, con la tarjetita “Para Jesús que vive en tí”, para que recordemos que en Navidad celebramos el cumpleaños de Jesús, que los demás regalos sean en ese espíritu y que en Navidad busquemos a la persona más necesitada que encontremos y le obsequiemos este regalo con la tarjetita, así estaremos obsequiándole a Jesús en sus predilectos: los más pobres.
    Ojalá disfrutemos esta fiesta honrando verdaderamente al festejado, quién nos lo multiplicará en bendiciones como la fuente de todo bien que Él es.

    Me gusta

  4. Pues mi Adviento este año es un tiempo de esperanza porque en ña Universidad de Jaén acabamos de empezar una nueva etapa. Un puñado de jóvenes están empeñados en hacer Iglesia en el Campus. Esto llevaba parado bastantes años, y cuando el Obispo ha nombrado a dos curas resulta que esos estudiantes ya estaban trabajando. Como le dije al Obispo el otro día “el Espíritu va por delante de nosotros”. Hoy nos sentábamos ha escoger el nombre de la asociación de estudiantes cristianos en una sala de trabajo de la Biblioteca. En el Campus el ayuntamiento no pone luces. Pero hay otras que empiezan a encenderse. Un abrazote a todos.

    Me gusta

  5. Es mi primera vez que los leo; me encuentro en Bogota – Colombia, y me parece muy interesante el ADVIENTO y lo que alli expresas, quiero decirte que cada luz que adorna cada ciudad en el mundo, por esta epoca navideña. Me hace anhelar que cada una de ellas; las luces, sea la luz de Cristo que se prende en cada corazon y que permanezca encendida toda la vida de los seres humanos. Cristo es la luz que ilumina nuestro caminar….La Palabra de Dios es lumbrera a mis pasaos, a mi caminar.

    Feliz Navidad; desde Bogota – Colombia.

    Feliz Nuevo Año, lleno del gozo del Dios que nos ilumina.

    Me gusta

  6. Cada lucecita un recuerdo de que Dios quiere poner su tienda entre nosotros,
    Cada lucecita un recuerdo de que Dios se acerca a nuestra vida y nos quiere felices, agradecidos por todo lo que recibimos y genorosos con los que viven en dificultad.
    Espero que este adviento, que esta Navidad cada luz que vemos en nuestras ciudades sea un signo de que la esperanza es posible para cada una de las personas que habita nuestra tierra.
    Un beso grande y siempre GRACIAS.

    Me gusta

  7. Hola Fer,

    Sé que siempre te lo digo (ya sabes que soy un poco pesadita), pero muchísimas gracias por tus reflexiones. Abrir el correo y encontrarte algo que te incita a pensar, a reflexionar, a “parar”, y nunca mejor dicho después de leer tu entrada de hoy, es una maravilla.

    Para ser sincera, hace muy poco que descubrí esto el Adviento. No es que no supiera lo que era, que una ya tiene su edad, sino que no le prestaba atención. Era como el que le el periódico de la Feria del Automovil, ya llegó el Adviento pues qué bien y a otra cosa.

    Desde hace un par de años intento, que no es poco, hacer esas paradas que tú nos cuentas. Intento ver si mi camino de vida, ya no solo del año, va recto y bien orientado, o si tengo que hacer alguna obra para enderezarlo.

    Voy a salir ahora a la calle, seguro que veré las luces con otros ojos. Ya te contaré.

    Un abrazo enorme por esta gran entrada Fer.

    Meli

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s