No dejo entrar al viejo

Hace poco leí esta anécdota protagonizada por Clint Estwood y el cantante de country Toby Keith.

En un torneo benéfico de golf en el que coincidieron los dos, Clint Estwood comentó a Toby que en unos días cumpliría 88 años. Toby le preguntó qué pensaba hacer y Clint le contestó que en breve comenzaría el rodaje de la película Mula. Toby, sorprendido, le preguntó que cómo hacía para mantener esa vitalidad a los 88 años. Clint Estwood le contestó con esta frase: “Cada mañana cuando me levanto no dejo entrar al viejo”. Frase que inspiraría a Toby Keith a componer la canción Don’t Let The Old Man In, que pasaría a formar parte de la banda sonora de la película Mula.

“Cuando me levanto todos los días, no dejo entrar al viejo. Mi secreto es el mismo desde 1959: mantenerme ocupado. Nunca dejo que el viejo entre en casa. He tenido que sacarlo a rastras, porque el tipo ya estaba cómodamente instalado, molestándome a todas horas, sin dejarme espacio para otra cosa que no fuera la nostalgia.

Hay que mantenerse activo, vivo, feliz, fuerte, capaz. Somos jóvenes, con independencia de la fecha que ponga en nuestro DNI. Hay que aprender a luchar por no dejar entrar al viejo. Ese viejo que nos aguarda apostado y cansado a la orilla del camino para desanimarnos.

No dejo entrar al espíritu viejo, al criticón, hostil, envidioso, a ese ser que escudriña en nuestro pasado para llenarnos de quejas y remotas angustias, para revivir traumas pasados. Hay que darle la espalda al viejo murmurador, lleno de rabia, de falta de valor. Ese viejo que niega que la vejez pueda ser creativa, decidida, llena de luz y de proyección. No dejo entrar a ese viejo.”

Qué gran enseñanza, y no solo para los 88 años. Cualquier edad es buena para no dejar pasar al viejo, a la nostalgia de momentos ya vividos, al desánimo, a la falta de ilusión, la crítica, a revivir problemas, a la comodidad. Como dice un amigo, no hay que contentarse con vivir de las medallas del pasado. Cuántas personas de 30, 40, 50 años nos paralizamos pensando que ciertos proyectos los teníamos que haber hecho antes, que ahora ya no es el momento de, por ejemplo, iniciar una carrera, cambiar de trabajo, arriesgar en un proyecto… No dejemos entrar al viejo. Levantémonos del sofá de la comodidad y arriesguémonos por la vida, sea cual sea la fecha de nuestro DNI.

Un fuerte abrazo… con la ilusión de siempre,

Fer

#OdresNuevos #Vida

Un pensamiento en “No dejo entrar al viejo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.