Seguimos preparándonos para la Navidad… “El Silencio”

Hola a Todos, Paz y Bien

Seguimos caminando en el Adviento, sintiendo cada vez más presente y más cercana la meta de este camino. Como en todo camino también es bueno parar para comtemplar, parar para mirar a nuestro alrededor, parar para darnos cuenta que este camino que recorremos es un camino compartido, pues nosotros, poco a poco, vamos llegando a la meta; pero, al mismo tiempo, Él también está llegando…

Queremos celebrar la Navidad dando gracias por el nacimiento de Jesús, pero no sólo por el nacimiento de Jesús para el mundo entero; sino, muy especialmente, por el nacimiento de Jesús en nosotros, en nuestras vidas.

El Adviento es recordar nuestro camino de todo el año, donde Jesús parte con nosotros como compañero en la larga caminata. Seguro que hemos tenido momentos de compartir con Él al mismo ritmo, al mismo paso… en otras ocasiones nos habremos distanciado de Él: el cansancio, el hastío, la incomprensión, las “ofertas” del camino que nos hacen pararnos y cambiar la marcha… En otras, eufóricos, le habremos sobrepasado dejándole detrás nuestra… El Adviento nos sirve para recobrar el paso, acelerar si es que nos hemos quedado un poco rezagados en nuestra marcha, obnubilados por esas “ofertas” que nos ofrece el camino, o bien, sosegar el ritmo si es que, por nuestras prisas de llegar los primeros, nos hemos olvidado de por qué iniciamos esta caminata.

Muchas veces lo mejor para recobrar el ritmo, aunque suene paradójico, es “parar”… parar para “comtemplar”, parar para “mirar a nuestro alrededor” y, sobre todo, parar para darnos cuenta que este camino que recorremos es un “camino compartido”. Queremos llegar a la meta con el Compañero con el que salimos. El camino ha sido largo y queremos celebrar con Él todo lo vivido, los momentos malos y los buenos, las penas y las alegrías. Es momento de recordar toda esa gente que ha salido a nuestro encuentro, los que nos han acompañado en el caminar, los que nos han ignorado, los que nos han ofrecido cobijo y alimento, los que nos han despedido con un fuerte abrazo… ummm.

Os dejo con la Parábola del Silencio y con un vídeo, de felicitación del Adviento, que es una maravilla.

Espero que este momentito de silencio sea esa “parada” necesaria para recobrar el ritmo.

El reino de los cielos
se parece a un hombre
que vendió todas sus palabras
para comprar un silencio.

Cuando el silencio fue suyo
entró en él, despacio,
sin hacer ruido.
Lo sembró, lo regó, lo cuidó…
y al poco tiempo
brotó una «palabra jamás oída».

Él la escuchó
sin decir nada.
Y la palabra se hizo carne
y habitó entre nosotros.

Un fuerte abrazo… de los que se dan en el camino,

Fer

.

Pincha en “Continuar Leyendo” para ir al Vídeo de Adviento

.

.

.

El reino de los cielos
se parece a un hombre
que vendió todas sus palabras
para comprar un silencio.

Cuando el silencio fue suyo
entró en él, despacio,
sin hacer ruido.
Lo sembró, lo regó, lo cuidó…
y al poco tiempo
brotó una «palabra jamás oída».

Él la escuchó
sin decir nada.
Y la palabra se hizo carne
y habitó entre nosotros.

15 pensamientos en “Seguimos preparándonos para la Navidad… “El Silencio”

  1. Que el Espíritu Santo te acompañe en esta navidad y en tu corazón renazca la alegría de saber que ya llega el salvador, ojala que en este año que comienza nos sigas acompañando, feliz navidad y un prospero año nuevo

    Me gusta

  2. ¡Hola Fer!
    Este mensaje ya hacían algunos días que nos lo habías enviado, pero precisamente hoy lo he abierto y que casualidad que me he retratado en él. Hoy ha sido uno de esos días en el que parar y contemplar la belleza que tenemos a nuestro alrededor es lo que verdaderamente nos satisface y nos regala paz.
    Muchas gracias por tu grano de arena para la construcción del reino de Dios.

    Un fuerte abrazo, Alfonso

    Me gusta

  3. ¡Qué caricia para nuestros corazones agitados!!! Gracias Fer por compartirlo. Que la ansiedad de la espera nos ayude a prepararnos para recibir este gran regalo de nuestro Padre, y podamos redescubrir la ternura.
    Feliz llegada, mejor hospedaje!

    Me gusta

  4. La verdad es que pienso lo mismo que tu con este estres de vida que llevamos, necesitamos en los tiempos fuertes como mínimo pararnos en el camino para tomar de nuevo impulso y “recolocarnos”. Gracias por compartir tus reflexiones.

    Me gusta

  5. ¡Buenísima reflexión del Adviento!

    El vídeo es una maravilla, el complemento perfecto para esta buenísima reflexión. Yo, como Iñaki, y con tu permiso, te la copio para el tablón de la sala de profes del colegio. Estoy seguro que les va a encantar, porque llevamos unos días con el tema del Adviento y creo que esta reflexión se ajusta a lo que andábamos dando vueltas.

    Me siento muy identificada con tu reflexión, pues en este año he pasado todas las etapas del camino: he estado muy cercana, muy en sintonía, he estado muy rezagada, casi por voluntad propia y, finalmente, he tenido esos momentos de euforia que comentas y me he puesto por delante de todos. Qué bien me ha venido tu texto para darme cuenta que tengo que parar un poquito, hacer silencio y recobrar el ritmo perdido.

    Un beso muy muy fuerte y un abrazo, como el tuyo, de los de camino.

    Pilar

    Me gusta

  6. ESTIMADO FER:

    ¡BUENAS TARDES Y FELIZ JORNADA Y SEMANA! ¡MUCHAS GRACIAS Y ENHORABUENA POR LA REFLEXIÓN! Nuevamente nos recuerdas la grandeza de: GRATIS LO HABÉIS RECIBIDO, DADLO GRATIS o el proverbio hindú: “TODO LO QUE NO SE DA, SE PIERDE”. Es un acierto la reflexión y el video. El camino es una parábola de nuestra vida, y el Adviento es una oportunidad para revisar nuestra vida. El video es también genial. Que sepamos apreciar los regalos de personas y reflexiones que salen a nuestro paso. Un fuerte abrazo:
    IÑAKI
    P.D: Con tu permiso también, lo voy a colgar en el corcho del Centro.

    Me gusta

  7. Son palabras que nos hacen reflexionar y dejar aun lado las diferencias con los demás, dándonos cuenta que la vida es un incansable caminar en el que tambien existen momentos de meditación para poder seguir por el camino correcto, aunque tengamos que ir quitando obstáculos del camino, pero siempre con esperanza, fe, alegría y amor en nuestro corazón.
    Que todos tengas un feliz día.

    Me gusta

  8. No te puedo explicar lo bien que me hizo leer y escuchar tus reflexiones y el video. Me dejó “en silencio”. En este momento me vino como anillo al dedo. Gracias por compartirlo. Excelente!!!!!!!! Feliz Navidad para todos!!!

    Me gusta

  9. A todos Paz y Bien,

    Fer, excelente reflexión. Con tu permiso, hermanito, te la copio para la homilía de esta tarde.

    Qué cierto que el Adviento no sólo es el camino de unas semanas, sino que es ver todo nuestro camino de “vida” en unas semanas.

    Gracias por esta reflexión que me hace darme cuenta que tengo que parar, no vaya a ser que llegue a la meta tan rápido que no hayan puesto todavía la cinta de llegada.

    Un fuerte abrazo.

    Fr. Luis

    Me gusta

  10. Pues sí Fer, es necesario parar un poquito y, al menos en mi caso, esperar porque con el ritmo del día a día creo que muchas etapas me las paso sin mirar ni el paisaje, ni a los compañeros.

    Coincido con Rosa, lo que me gustan tus reflexiones.

    Un abrazo hermanillo,

    P.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s