Fragmento de realidad… Manos Vacías III

Hola a Todos, Paz y Bien

Después de un Jueves ajetreado, hoy más que nunca, me animo a decir: “Por fin, por fin, por fin es VIEERNES”.

Comentaros que me han llegado noticias de Mar, la chica que trajo a Hanna desde Etipía y estuvo con ella durante su estancia en el Hospital. Me ha enviado un correo diciéndome que ya está de vuelta y que Hanna (que sigue en Madrid) está estupendamente. También me comenta que ya tienen en la Casa de Acogida 23 niños, ufff… Qué labor más buena están haciendo allá.

Mar, seguimos en contacto contigo. Cualquier cosa que puedas necesitar no dudes en decírnoslo. Ummm… nos podrías enviar una foto de la Casa y de los nenes que tenéis por allá???

Esta semana hablaba con una amiga de un relato que escribió un buen amigo (Ea, todo amigos, jejeje), en el que se da una visión de la situación de los niños en zonas de precariedad, de necesidad…. Después de leer el correo de Mar me he vuelto a acordar de este relato, que quiero compartir con vosotros.

El Texto es una carta que le llegó, como os decía, a un buen amigo mío, Miguel Márquez -Carmelita Descalzo-, y éste, a su vez, la plasmó (más bien la transcribió literalmente) en uno de sus libros. No recuerdo muy bien cuál es el libro en el que está este texto, pero como todos los libros de Miguel son una pasada, os pongo los títulos de los libros donde creo que pudiera estar (de todas formas, Miguel, si lees esta entrada dinos tú cuál es el libro exacto en el que está el texto):

Amar no es acertar–: (espiritualidad para náufragos)
Miguel Márquez Calle
Madrid : Espiritualidad, 2005.

¿Hacia dónde mirar?: (espiritualidad en la vida cotidiana)
Miguel Márquez Calle
Madrid : Espiritualidad, 2002.

El riesgo de la confianza: cómo descubrir a Dios sin huir de mí mismo
Miguel Márquez Calle
Desclée de Brouwer, 1999.

El título del capítulo se llama : “FRAGMENTO DE REALIDAD, NARRADO POR UNA AMIGA A SU VUELTA DE BRASIL”

Miguel comenta que no le gustaría que esta “carta”, una vez leída, quedara enterrada entre los papeles, y, sinceramente, a mi tampoco me gustaría que quedara enterrada entre mis papeles…así que aquí os la paso.

Como siempre, espero que os guste y os toque en algo,

Besotes

Fer

“FRAGMENTO DE REALIDAD, NARRADO POR UNA AMIGA A SU VUELTA DE BRASIL”

“Estábamos sentados en la sala de espera del hospital, pabellón de desnutrición. En medio del habitual movimiento, aquel lugar era casi siniestro con su silencio cansado… Los pacientes no tenían fuerzas para hacer ruido. Ella, temblorosa y exangüe, me había pedido que la acompañara. Yo veía sin mirar su rostro afilado y oscuro, la mirada huesuda – dura y blanda – del hambre en el fuego de sus ojos, los pechos caídos, las costillas transparentándose bajo la piel arrugada y negra como corteza quemada. Sus líneas, rectas a la fuerza de hambre, no conseguían disfrazar una serena elegancia. Entre sus brazos marchitos se recostaba la criatura. Era tan leve que no me atrevía a mirarlo…

De pronto una voz la llamó. Ella alzó la mirada, reconoció una cara y se iluminó por un instante. De inmediato se volvió hacia mí, me dijo: “¿te importa, un momentito?”, y me tendió al niño. Sin querer mis manos se abrieron, y lo encontré en ellas.

En ese mismo momento fue como si un agujero negro se me abriese en el estómago, y sentí que el mundo entero se vaciaba de sentido. Allí, entre mis palmas, sin peso – como una pluma – estaba la criatura. Era tan pequeño, tan leve, que un soplo de aire no habría pesado más. Pero igualmente un soplo de aire, tan débil como el niño, me lo hubiera arrebatado de las manos. Mi piel joven y viva tocaba la suya, llamada a sentirlo todo y pronto condenada a consumirse sin pausa… Súbitamente sentí náuseas, se me hizo intolerable aquella carga en mis manos; se me aflojaron las rodillas, y creí que mis brazos no resistirían.

Aquel ser, tan profundamente ligero, se volvió pesado, tan pesado como la responsabilidad de vivir, tan denso y pesado que todas las manos del mundo no habrían bastado para sujetarlo – porque su silencio gritaba de sufrimiento, de llanto, de hambre –

El universo entero, sumido en el corazón de un niño, me golpeó la conciencia y el corazón sin necesidad de preguntarme nada….

Al cabo de un instante o una eternidad la madre volvió, tomó con inmenso amor aquel escuálido pedazo de vida y lo acunó canturreando.

Mis manos, aliviadas, recuperaron el aire; pero mi corazón siguió sintiendo su peso tremendo y leve, y estas manos, éstas que miro y no conozco, saben que ya nunca más estarán vacías.”

_____________________________________________________________

Creo que hoy sobra cualquier comentario…verdad?

Un fuerte abrazo… de esos que nos hacen sentir que nunca estaremos vacíos.

Buen fin de semana a todos

Besos

Fer

9 pensamientos en “Fragmento de realidad… Manos Vacías III

  1. Hola a todos/as:
    ¿Cómo fue la Jornada? ya contareis en el blog. Seguro que sirve para dar otro empujón al proyecto.
    Bueno, parece que Miguel deja huella por todas partes, yo también tuve la suerte de encontrarme con sus lecturas y ésta, como tu dices, es para no dejarla perdida entre los papeles, pero creo que los libros de Miguel son para eso, para cojer un dia y leer un historia y otro dia otra.
    Le vamos a echar de menos en Salamanca, nos quedamos algo desolados. Me alegro por la familia carmelitana de Madrid, es un gusto poder escucharle y que lo que dice consiga ilusionarte, hacerte reir, conmoverte…,
    Gracias de nuevo por todo lo que se mueve desde aqui.
    Y mucho ánimo para vuestra tarea.
    Un abrazo

    Me gusta

  2. Fernando:soy Catalina, la carmelita descalza seglar de Plaza de España que conoces, y navegando por la Red me he encontrado tu blog ¡Qué alegría!iya sabes que ahora estará Miguel con nosotros en nuestra casa en Madrid.Somos ya un grupillo de jóvenes gozando de esta llamada de Dios a vivir la entrega a Dios en esta vocación a la vida contemplativa en el mundo en medio de nuestra vida,alabándole siempre…e intercediendo por todos.Yo tengo ya cuatro niños…un bebe de ocho meses que es un SOL, un regalo mu grande del Señor…que bién entiendo las palabras de Miguel…El Señor te enseña a vivir todo como un DON, a ver la vida como una invitación permanente a disfrutar, a GOZAR de Él.A ver si un dia te pasas por ahi a orar con nosotros, a nuestro grupo de oración,nos daría un gran alegría…en la web puedes ir viendo cuando nos reunimos, o me escribes..también te doy la dirección de mi blog de poesía y oración:

    http://dejaosamar2.blogspot.com

    Un abrazo muy, muy fuerte desde el Carmelo…¡dejate amar mucho por DIOS!!!!!!

    Me gusta

  3. Como ya escribí como respuesta a tu mail por correo, este texto trajo a mi memoria otro fragmento de mi propia realidad con un cuerpecito tan pequeño entre mis manos…y con él me uno a todas las vidas que luchan por vivir con cada inspiración…

    Una vez más gracias por tu presencia y mensajes, querido Fer

    Me gusta

  4. Mariachi, Mª José,

    Me alegra veros llenando el Odre.

    Mª José, en cuanto tenga nuevas noticias de Mar o Hanna, ten por seguro que os las comunicaré.

    A ver si Mar ve el correo (que allí no tiene conexión siempre que quiere) y nos envía una fotillo de su “Casa” y de sus “nenes”.

    Besines a las dos,

    Fer

    Me gusta

  5. Maquita,

    Mira, hace tiempo tome esta conversación de unos amigos que también hablaban de las lágrimas (hace ya tiempo). Te la paso, espero que te guste:

    Pregunta:

    ¿Dónde van las lágrimas después de ser lloradas? ¿Qué sonido hacen al caer?
    ¿Sabes tú si son lágrimas las gotas de rocío?

    Quizá cuando caigan, se oiga un alma romperse.
    Un sonido más profundo y sincero que el silencio.
    Quizá todas las lágrimas derramadas se reúnan
    y de ahí nazca un arco iris.

    Las lágrimas son pedacitos de cada uno…

    pedacitos que irremediablemente se pierden..

    Respuesta:

    No se a donde van, ni tampoco que sonido hacen. tampoco sin son gotas de rocío; pero sí las vi nacer en la fuente de mi alma. Las vi corriendo por mi rostro y deslizarse por mi enrojecida nariz… Otra me beso los labios resecos.

    Al llegar al espejo y al abrir el agua para lavarme, miré mi rostro de hombre y mis negros ojos, para ver el mejor de los cuadros. No era simplemente un hombre, era un humano, que percibía el dolor de su alma y la tristeza de su corazón…

    Me gusta

  6. hola!

    Lo primero qué foto tan linda!! y qué forma tan bonita de contar y compartir esa experiencia y lo que sintió “El universo entero sumido en el corazón de un niño….”

    Fer, síguenos contando de la Casa de Acogida donde está Mar, mucho ánimo y alegría!!! seguro que sí!

    y también de la princesita Hanna!

    Buen día para todos

    Me gusta

  7. Puffff Fer esto no se hace. Con lo contenta que venia yo…

    La verdad es que la carta me ha hecho pensar en como reaccionaría yo ante esa situación.

    Si ya me da miedo y respeto coger a un bebe sano, que no me dará al sostener a uno enfermito… es de esas situaciones que uno no sabe que decir, porque realmente no sabes como reaccionarías. Porque Dios todo lo puede.

    Espero, si algún día me pasa, poder tener las manos llenas de vida y el corazón contento.

    Un besote a todos

    Me gusta

  8. Puffffffffffffffffffffff. 10.41 de la mañana. En medio de mi trabajo. Y este texto de Miguelito llama a una de mis lágrimas a salir afuera.

    Pufffffffffffffffffffff.

    Gracias Miguel. Gracias Fer.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s