Un paseito por Cuenca

Hola a Todos, Paz y Bien

El fin de semana pasado estuvimos por Cuenca, que sigue tan preciosa como siempre y no deja de sorprender.

He ido en varias ocasiones a Cuenca, pero nunca había visto “Los ojos de la mora” ni tampoco había escuchado su historia. Por si a vosotros os ha pasado lo mismo, aquí os dejo con “Los ojos de la mora” y con su bella historia.

odresnuevos-cuenca“Los Ojos de la Mora”

La hoz del Júcar es una de las dos hoces que moldean el casco histórico de Cuenca. Ahí es dónde encontramos Los Ojos de la Mora.

La leyenda sucedió años después de la conquista de Cuenca, pues parte del pueblo moro se quedó ocupando la ciudad bajo el dominio Cristiano.

En uno de los barrios que pertenecía a los moros, vivía la mora más bella, la cual se enamoró de un soldado del ejército cristiano.
Su amor era secreto, se veían a escondidas por una ventana de la casa de la mora ya que cualquier contacto entre culturas estaba prohibido.
El padre de la mora, quería casar a su hija con un moro joven que había pedido su mano, pero ella se negó y lo rechazó. Por lo cual, el joven moro empezó a investigar por su cuenta porque le había rechazado y comenzó a velar por las noches.
La pareja planeó casarse para que nadie les pudiera separar por tanto buscaron a un cura para que la convirtiera al cristianismo y así una noche escapar y casarse.
La torre mangana que en aquella época antigua era el principal reloj de la ciudad les sirvió para sincronizar sus planes, acordando que al sonar el reloj, irían a buscar al cura que les uniese como matrimonio cristiano.

Cuando aquella noche empezaron a tocar las campanas, salieron en busca el uno del otro, pero el moro con el que se iba a prometer, que velaba por las noches, reunió a un grupo de moros que atacaron y mataron al joven soldado. La mora se quedó esperando en la hoz, y nunca pudieron reencontrarse.

Con el tiempo la mora se enteró del porqué su enamorado cristiano no acudió a la cita e intentó suicidarse, para estar junto al soldado en el cielo. Lo impidió el cura amigo presente en la misma habitación, advirtiéndole que el suicidio estaba prohibido para los cristianos y que de esa forma no se reuniría con él en el cielo.

Dicen que la mora se murió de amor en el Cerro de la Doncella, donde quedó con el cristiano y sus ojos miran al Casco Antiguo desde el sitio donde está esperando.

También se dice que después de convertirse al cristianismo, como no podía volver con su familia ni estar con su amado, se fue al convento que está en la calle San Pedro y allí permaneció hasta el fin de su vida.

*La escuela de artes y oficios de Cuenca, decora “Los Ojos de la Mora” cada año de un color.

(Texto tomado del blog: frotandonubes)

_____________________________-

Aquí os paso alguna otra foto del fin de semana por Cuenca.

Un fuerte abrazo… viajero,

Fer

odresnuevos-cuenca9 _ odresnuevos-cuenca4

 Pincha en “Sigue Leyendo” para ver más fotografías de Cuenca

Sigue leyendo

Dos Libros para Adviento y Navidad

Hola a Todos, Paz y Bien

Qué bien amanece el sábado, pues acabo de recoger dos paquetes de dos Grandes Amigos con dos libros que no tienen desperdicio: “Las cosas de María“, de Rafael Luque, y “Las aventuras del Mogote“, de Fernando Cordero.

odresnuevos-libros-fernando-y-rafa

Las cosas de María” es un cuento precioso, precioso. Se ha publicado en PPC Cono Sur (Argentina), así que todos los amigos de Odres Nuevos que estáis por Argentina, que sois un montón, lo podréis localizar rápidamente en las librerías y, sinceramente, os lo recomiendo. Es un cuento con valores, fácil de leer, sobre todo en familia, ideal para regalar en estas fechas. Ideal para este tiempo de Adviento… No dejéis de buscarlo.

En breve (por el mes de Mayo) llegará también a España y, ya os adelanto, haremos una Jornada para presentarlo; así que, todos los amigos de Odres Nuevos de España también lo podréis tener muy pronto.

Las aventuras del Mogote“, publicado por Paulinas y con ilustraciones de mi hermanillo Fano, es la primera novela juvenil de Fernando Cordero. La acabo de recibir y todavía no la he leído, pero conociendo a Fernando, su escritura profunda y sencilla que llega rápidamente y te toca siempre, estoy seguro que será una novela genial.

Si tenéis alguna duda de cómo conseguir el Cuento de Rafa o la Novela de Fernando, no dejéis de contactarme.

Como os decía antes, en breve haremos una Jornada de Presentación del Cuento de Rafael Luque, junto con alguno de los libros o cuentos de Fernando Cordero. Os avisaré con tiempo para que todos los que estéis interesados podáis acercaros.

Un abrazo enorme… de libro, con mis felicitaciones a Rafael y Fernando,

Fer

Levantarse…

Hola a Todos, Paz y Bien

Aquí os dejo otro cuentecillo.

No pasa nada por caerse, por equivocarse… el tema es no quedarse en el suelo, no ahogarnos en el problema. ¡Siempre levantarse!

Espero que os guste y os toque en algo.

Un abrazote,

.

Sigue leyendo

Copos de nieve…

Hola a Todos, Paz y Bien

Después de un fin de semana “fresquito” (a -14º), volvemos a Madrid.

Mientras subía las fotos al Facebook de Odres Nuevos me acordé de la historia del Copo de Nieve, de Kurt Kauter. Un cuento que nos recuerda que cada pequeño copo de nieve cuenta, que cada voz cuenta, que cada esfuerzo cuenta; aunque podamos pensar que nuestra voz o nuestro esfuerzo son demasiado pequeños para hacerse notar.

Aquí os dejo con el cuentecito de Kauter que espero os guste y, aunque breve, os toque en algo.

EL COPO DE NIEVE

Odres Nuevos - Copos de Nieve.

Dime, ¿cuánto pesa un copo de nieve? -preguntó un gorrión a una paloma.

Nada de nada, le contestó la Paloma.

Si piensas eso debo contarte una historia, dijo el gorrión:

Estaba yo posado en la rama de un abeto, cerca de su tronco, cuando empezó a nevar. No era una fuerte nevada ni una ventisca furibunda. Nada de eso. Nevaba como si fuera un sueño, sin nada de violencia.

Como yo no tenía nada mejor que hacer, me puse a contar los copos de nieve que se iban asentando sobre los tallitos de la rama en la que yo estaba. Los copos fueron exactamente 3.741.952. Al caer sobre la rama el siguiente copo de nieve, que, como tú dices, no pesaba nada de nada, la rama se quebró.

Dicho esto, el gorrión levantó el vuelo y se alejó volando.

La paloma, toda una autoridad en la materia desde la época de Noé, se quedó pensativa, cavilando sobre lo que el gorrión le acababa de contar y, tras un rato, se dijo:

Tal vez sea eso, tal vez esté faltando la voz de una sola persona más para que la solidaridad se abra camino en el mundo.

(Kurt Kauter)

______________________________-

Un fuerte abrazo… de esos que pueden parecer insignificantes, pero que tienen el gran poder de unir personas, Fer