Alas para volar…

Hola a Todos, Paz y Bien

Qué tal ha ido la semana? Espero que muy bien a Todos.

He disfrutado muchísimo leyendo los comentarios que habéis ido mandando a la entrada anterior: “Por la noche se compone bajito…“, si saco un poco de tiempo contestaré a todos los que pueda… hay alguno que no tiene desperdicio. También voy a tener que hablar con mi amigo Fermín, para agradecerle su frase de “no ser tacaños con vuestras respuestas”, que parece os ha calado, jeje.

A raíz de esta frase, que tanto os ha tocado, y por casualidades de la vida (ya sabéis esas casualidades que nunca son “casuales”) he recordado un cuento de Jorge Bucay. No sé bien cómo se titula, pero un buen título podría ser: “Las alas son para volar“… o, en nuestro caso, “los Talentos son para compartirlos”, o, quizá, “El que no da lo que tiene… lo pierde”.

mariposa-amarillaHay una parte del cuento, que, como siempre, os comparto al final de la entrada, que dice así:

Hijo mío, no todos nacen con alas. Y si bien es cierto que no tienes obligación de volar, me parece que sería penoso que te limitaras a caminar, teniendo las alas que el buen Dios te ha dado.

Qué cierto, verdad? No todos nacemos con “alas”, o con el  “don de  la palabra”, o con el “don de la enseñanza”, o con el “don de la pintura”, o con el don de… pero, como le comenta el padre al hijo en el cuento de Bucay, sería penoso que teniendo un “don”, sea el que sea, lo dejemos enterrado sin compartirlo, sin que crezca ni nos haga crecer.

Quizá no tengamos “alas”, pero podemos tener el don de “la sonrisa”, el don del “trabajo desinteresado”, el don de “la escucha”, el don del “abrazo”, el don de “la mirada”, el don de “la comprensión”, el don “del perdón”, el don de…

Volviendo a Fermín, no seamos tacaños con nuestros dones. Si tienes “alas” yo quiero que me lleves a volar. Si tu don es la “sonrisa”, quiero reir contigo. Si tu don es el “trabajo desinteresado”, cuenta con mis brazos. Si tu don es la “escucha”, invítame a un café que tengo mucho que contarte. Si tu don es el “abrazo”, quiero sentir tu ladito. Si tu don es la “mirada”, mis ojos están abiertos. Si tu don es la “comprensión”, no temeré hablarte. Si tu don es el “perdón”, contigo me sentiré aliviado y si tu don es “Compartir”, “Escribir”, “Contar cuentos”… o el que sea… espero tus comentarios a esta entrada.

Un fuerte abrazo… de los que se dan y reciben como un Don.

Fer

(Pincha en Continuar Leyendo para ir al Cuento de Jorge Bucay)

.

“Las alas son para volar”

..Y  cuando se hizo grande, su padre le dijo:

– Hijo mío, no todos nacen con alas. Y si bien es cierto que no tienes obligación de volar, me parece que sería penoso que te limitaras a caminar, teniendo las alas que el buen Dios te ha dado.

– Pero yo no sé volar – contestó el hijo.

– Es verdad… – dijo el padre y caminando lo llevó hasta el borde del abismo en la montaña.

cielo y Acantilado

– Ves, hijo, este es el vacío. Cuando quieras volar vas a pararte aquí, vas a tomar aire, vas a saltar al abismo y extendiendo las alas, volarás.

El hijo dudó:
– ¿Y si me caigo?

– Aunque te caigas no morirás, sólo algunos machucones que te harán más fuerte para el siguiente intento – contestó el padre.

El hijo volvió al pueblo, a sus amigos, a sus pares, a sus compañeros con los que había caminado toda su vida. Los más pequeños de mente le dijeron:

– ¿Estás loco? ¿Para qué?  Tu viejo está medio zafado… ¿Qué vas a buscar volando? ¿Por qué no te dejas de pavadas? ¿Quién necesita volar?

Los más amigos le aconsejaron:

– ¿Y si fuera cierto? ¿No será peligroso? ¿Por qué no empiezas despacio? Prueba tirarte desde una escalera o desde la copa de un árbol, pero… ¿desde la cima?

VolarEl joven escuchó el consejo de quienes lo querían. Subió a la copa de un árbol y, con coraje, saltó… Desplegó las alas, las agitó en el aire con todas sus fuerzas pero igual se precipitó a tierra…

Con un gran chichón en la frente, se cruzó con su padre:

– ¡Me mentiste! No puedo volar. Probé y ¡mira el golpe que me di! No soy como tú. Mis alas sólo son de adorno.

– Hijo mío – dijo el padre – Para volar, hay que crear el espacio de aire libre necesario para que las alas se desplieguen. Es como para tirarse en un paracaídas, necesitas cierta altura antes de saltar.

Para volar hay que empezar corriendo riesgos.

Si no quieres, quizás lo mejor sea resignarse y seguir caminando para siempre.

_______________________-

Qué, cómo van esos dones?

Abrazote,

Fer

Anuncios

9 pensamientos en “Alas para volar…

  1. Hola a Todos… de nuevo.

    Este mensaje es de Pili, que lo intentó mandar ayer, pero, cosas de la tecnología, no pudo.. así que, haciendo de buen cartero os lo paso yo que me lo ha mandado a mi e-mail.
    _______________-

    Pili

    Fer,

    Ayer intenté dejar un comentario en tu blog, pero no sé por qué no me dejó, así que te lo mando de esta manera.

    Qué cosas, mira por donde ayer rumiaba la Palabra de Vida y también hablaba de los dones. http://www.focolare.org/articolopdv.php?codart=6041

    Es fantástico eso de que cada uno tengamos un don y los pongamos al servicio de los demás. Mi don aislado tal vez valga poco, pero si lo uno, si nos unimos, podemos ser una gran fuente de riqueza y realizar grandes proezas.

    Eso de las alas daría mucho que hablar. Yo creo que todos tenemos alas y podemos enseñar a volar. Tus palabras, por ejemplo, nos hacen volar alto. Ese cuento me llevó a una canción que últimamente escucho mucho. Se titula “dos alas” de Elena Bugedo. Está en esta página. http://xydehia.castpost.com/

    TE SALDRÁN DOS ALAS EN LA ESPALDA.. .

    Muchas gracias por compartir tus dones.

    Un besazo.

    PILI

    Me gusta

  2. Hola a Todos, Paz y Bien

    Qué buenas entradas las vuestras!!

    He ido leyendo todas las aportaciones del grupo, desde la de “jl” con uno de esos días de dudas, de falta de sentido (que todos tenemos y todos pasamos en más de un momento de la vida) en los que lo que menos importa son los Dones, sino el dar sentido a eso que nos anda rondando la cabeza y la vida… hasta la de “Ana” con el Don de la Entrega y, para ser sinceros, me han encantado todas.

    “Jl”, coincido contigo. Hay días en que no todo es “color de rosa”. Días en los que la vida te presenta una realidad que, a primera vista, no sólo no tiene sentido sino que llega a doler en nuestro interior… la enfermedad de un amigo, la muerte de un ser querido. En esos momentos nuestros “Dones” no sólo estarán muy tristes, sino que, posiblemente, durante un tiempo mandemos al traste a los “Dones”, a nuestros “pensamientos” y a nuestras “Creencias”… a quién no le ha pasado eso??? A mi sí me ha pasado.

    Un buen amigo, Miguel Marquez (Carmelita Descalzo), tiene un libro que se titula “El Riesgo de la Confianza“… quizá esa pueda ser una Clave para entender esos “sin sentidos” que se nos presentan en la vida… quizá, la Confianza, sea aquello que, después de un tiempo de interiorizar la situación (tiempo totalmente necesario), nos lleva a decir: “…POR QUE NO Y LE AMO”

    “Oliva”, me ha gustado mucho lo que nos dices de: “cuando queremos desarrollar un Don y no nos dejan” (es raro que Clown no se haya manifestado al respecto, jeje). Me ha recordado a la película “Patch Adams“… Si no la habéis visto NO OS LA PERDÁIS, de verdad. Es más, creo que tengo por ahí un Fragmento de la película que puede reflejar muy bien esto que nos compartes Oli… Cuando tienes un Don y no te dejan desarrollarlo.

    Bueno, no me alargo más… Una gozada leeros y sentiros cerquita, ese sí que es un GRAN DON.

    Abrazotes a todos,

    Fer

    Me gusta

  3. Hola!

    La vida cristiana es ante todo una forma de estar en la vida. Y esa forma tiene nombre propio: La ENTREGA.

    Es la invitación y el mandamiento principal de Jesús: “Permaneced en mi amor… Amaos como yo os he amado”.

    Dar la vida, entregarla como Jesús se trata de dar mi tiempo, mis capacidades, mis recursos personales, mi inteligencia, mi corazón en las cosas sencillas y hasta irrelevantes del día a día…

    Don de la entrega… Don que nos hace salir de nosotros mismos, de nuestro pequeño mundo de intereses particulares, para hacer nuestros los intereses de Dios y de los hermanos, especialmente de los más pequeños y vulnerables….

    Me gusta

  4. Hola a Todos,

    Fer, preciosa entrada la de hoy!!!!

    Al leer tu entrada pensaba en la gente que tiene un Don, pero no puede desarrollarlo. Por ejemplo la gente que quiere ser “Artista”… Yo tenía un amigo que quería ser “Payaso”, en el buen sentido de la palabra, jiji, pero a su familia no le hacía ninguna gracia eso de que su hijo se dedicara a la Farándula; así que le puso todas las pegas posibles.

    Por suerte mi amigo pudo desarrollar su Don y hoy es un Gran Payaso y nos hace reír, hace reír a los niños, a los jóvenes y a los ancianitos. Es una maravilla estar a su lado, porque te anima aunque estés hecha una chufa.

    Um, un “Don” podría ser el animar a los otros a desarrollar su “Don”?? Si aceptamos eso como “Don”… me lo pido.

    Un besote fuerte, fuerte “Bicho”

    Oli

    Me gusta

  5. Me sorprende que de vez en cuando el Señor vaya poniendo como “flashes” en tu vida y otra que coja la “metralleta” y te dispare a diestra y siniestra que tu vida es un dón y que tienes que volar . Y volar es precioso… pero nadie te quita los chichones de aprendiz. Jo.. quien no se ha sorprendido diciendo ¡…no soy como tú.! Pero no pierdas la esperanza, aprende a dejar el espacio libre y lánzate .
    No lo olvides volar, aunque cueste más esfuerzo que caminar

    Me gusta

  6. Um, difícil hablar de los propios dones. Tan difícil como mostrarlos en muchas ocasiones.

    A mi también me ha gustado eso de “no tener la obligación”. No por ser simpática tienes que ser siempre simpática… me gusta ese punto de libertad dentro de los dones. Si bien es cierto, como le dice el padre al hijo del cuento, que es una pena que pudiendo ser simpático de forma natural, no lo mostremos. Cuando digo simpático podemos poner el “Don” que queramos: acogedor, cercano, amable, buen comunicador, etc…

    Yo sinceramente, QUIERO VOLAR y no limitarme a CAMINAR, así que intentaré mostrar mi Don de “simpatía” a todo el que se me acerque.

    Un besote fuerte,

    Pili

    Me gusta

  7. Hola Fer,

    A mi me pasa como a “docidojazmin”, que me parece difícil hablar de mis propios dones, aunque sé que los tengo, porque, sin duda, todos somos conscientes de los dones que tenemos… y también de nuestras partes negativas ;)

    Me ha encantado la parte del cuento que dice: “Y si bien es cierto que no tienes obligación de volar, me parece que sería penoso que te limitaras a caminar…”

    Yo sé cuales son mis dones, por ejemplo, la acogida al otro, y si bien es cierto que no tengo la obligación de ser “acogedora”, como es algo natural en mi, cuando no lo hago no me siento yo misma… uffff, qué rollo, jijiji, espero haberme explicado, por lo menos un poquito.

    La entrada de hoy ha sido de las que te llevan a pensar, gracias Fer.

    Un besin,

    Anusky

    Me gusta

  8. “Don”…Emmmm…
    Bueno, mi don es…….
    Este queeeee…. (cara de duda…)
    Cuesta decir el don de uno mismo no? Es complicado…comprometedor. Puede que uno mismo haga evidente que no lo pone en práctica… que a lo mejor TENIENDO ALAS, NOS LIMITEMOS SOLO A CAMINAR…

    Pero bue, creo yo que tengo el don de “escuchar”… Aunque la mayoria de las veces no tengo respuestas a determinadas cosas, en verdad disfruto y me siento bien haciendo de “oreja” con la gente que creo que lo necesita… Espero que no se me escape oportunidad de poner en práctica mi don.

    Y si por ahí alguien se da cuenta, vale un tirón de orejas…y un sacudón pa’ que te avives y te des cuenta que estas medio “despistado”…LAS ALAS MI HIJO…LAS ALASSSSSSS….!!!

    Pensandolo hoy, a estas horas de la nochecita, …estaría interesante y HERMOSO que los que nos conocen nos digan el “don” que ven en nosotros no?…

    En estos tiempos es más común ver lo negativo en otro, y no las cosas tan positivas como los “dones” que tan bien hacen al COMPARTIRLOS!

    Puffff….

    Gracias Fer.

    Me gusta

  9. mi ” don” está hoy muy triste, y harto y desesperado y cargado de por qués y contestatario contra todo y con la eterna pregunta sobre el dolor, la enfermedad, la pobreza, la muerte,la…y con miedo a acercarme para que no me ponga a prueba…y con reproche a los merengues de cielo azul, rositas y pajaritos… y estoy harto…
    pero…la respuesta siempre es POR QUE NO
    Y LE AMO

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s