Cuidar, una profesión apasionante

Cuando pensamos en los cuidados que se prestan en las residencias de mayores es habitual que nos vengan a la mente los cuidados relativos con la salud de los residentes, como el seguimiento de constantes, curas, nutrición, cambios posturales, rehabilitación… También, cuidar nos lleva a pensar en las ayudas prestadas en las actividades básicas de la vida que los residentes, en muchas ocasiones, ya no pueden hacer por sí mismos, como la higiene y el aseo personal.

.

Lo cierto es que los cuidados que se dan en las residencias de mayores cubren muchos más aspectos que los detallados en el párrafo anterior. Los cuidados en una residencia abarcan lo profesional, lo humano y lo familiar. Sí, lo familiar, pues en una residencia se cuida las 24 horas del día los 365 días del año, y este contacto diario hace que equipo y residentes conformen una relación que va más allá de lo meramente profesional.

Tomo las palabras de mi queridísima Margarita Saldaña, para resaltar cómo miles de profesionales del sector residencial cuidan, día a día, a los residentes de sus centros:

Cuidar implica estar permanentemente a la escucha del otro para comprender lo que dice a través de distintos lenguajes: la palabra inteligible y la palabra rota, el silencio, las lágrimas y la risa, la postura del cuerpo, la mirada, la piel, las emociones expresadas o contenidas…

Cuidar supone interpretar honestamente lo que la persona «dice», incluso cuando no dice nada, y reflexionar en busca de una respuesta que respete su dignidad y potencie su autoestima y su autonomía.

Cuidar significa proponer antes de actuar, buscar al máximo el acuerdo y la colaboración, preguntar si lo que estamos haciendo está bien, pedir disculpas si nos equivocamos.

Cuidar es permitir que las emociones del otro encuentren en nosotros un espacio humano de escucha y resonancia.

Cuidar es un proceso complejo y vivo de relaciones siempre fluctuantes, una aventura apasionante que pone en juego la razón y el corazón.

Y esta aventura diaria de escucha, ayuda, respeto, autonomía, fragilidad, dignidad y acogida, siempre con la máxima profesionalidad y cariño, es la que hace de nuestra profesión algo apasionante.

Gracias a todos los profesionales de las residencias de mayores, desde recepción hasta gerencia, por poner tanta pasión en vuestro trabajo. Gracias por poner tanto corazón en vuestras manos.

Un abrazo… apasionado,

Fernando

#OdresNuevos #Cuidar #MargaritaSaldaña #SantaTeresaySanJose

El hermano inacabado. Carlos de Foucauld

Hola a Todos, Paz y Bien

Os recomiendo la entrevista de mi queridísimo Fernando Cordero (SSCC), en su programa Cruzando Fronteras, a la teóloga (y buena amiga), Margarita Saldaña. Una entrevista a raíz del nuevo libro de Margarita: “El hermano inacabado. Carlos de Foucauld”.

A mí me ha encantado. Espero que os guste.

Un fuerte abrazo,

Fer,

#OdresNuevos #CruzandoFronteras #MargaritaSaldaña

Cuidar – Margarita Saldaña

Hola a Todos, Paz y Bien

El encuentro con mi queridísima Margarita Saldaña el otro día en la Feria del Libro de Madrid, me hizo recordar el primer capítulo de su libro: «Cuidar. Relato de una aventura» (Editorial PPC). Capítulo en el que Margarita detalla lo que para ella debe ser cuidar. Decálogo imprescindible para los que, ya sea de manera formal o informal, nos dedicamos a la tarea del cuidado de personas.

Aquí os lo dejo para que lo disfrutéis y para que, los que aún no lo conozcáis, os animéis a acercaros a este gran libro.

Pincha en la foto para ir al capítulo «Cuidar» de Margarita Saldaña

Un fuerte abrazo… de los que cuidan,

Fer

OdresNuevos #MargaritaSaldaña #Cuidar

Feria del Libro de Madrid – Margarita Saldaña

Hola a Todos, Paz y Bien

¡¡Por fin he podido pasar por La Feria del Libro!!

Un alegrón encontrarme con mi queridísima Margarita Saldaña firmando sus libros “San José. Los ojos de las entrañas” y “Tierra de Dios”.


Una gozada de tarde entre libros, autores y lectores.

Un fuerte abrazo… de los que se leen en los libros,

Fer

#OdresNuevos #MargaritaSaldaña #FeriaDelLibroDeMadrid