Nuestro Getsemaní – Orar en tiempos difíciles

Hola a Todos Paz y Bien

Después de haber cenado, partieron al Monte de los Olivos…

Momento de dudas, de rezar, de espera, de acompañar y, finalmente, más allá de mis miedos y mi inseguridad, de aceptar su voluntad.

Pasar del misterio de no oírle al misterio de encontrarle.

Dios,
Estás ahí… ¿Estás ahí?
En la noche oscura no me abandones.
Siento un vacío tan profundo que me deja sin aire.
Estoy desorientado, sin sentido, sin razones y las únicas razones que encuentro son negativas.
Me siento solo, abandonado y sin fuerzas.
Pero… quizá… en lo más hondo… ese eco, lejano, sordo, imperceptible, que noto en el fondo de mí, ese pequeño ‘sí’, eres tú.
Entonces alzo mi ser hacia ti buscándote y percibo que de alguna manera tú estás aquí, ahora, conmigo.
Que en el silencio siempre me has acompañado. Que tu proyecto sigue siendo verdad atravesando el sufrimiento.
Tengo que pasar por el misterio de no oírte para llegar al misterio de encontrarte.
Desde tu cariño nos acompañas y especialmente a los que sufren y se sienten abandonados.
El dolor no se va, el miedo sigue, pero una convicción se va apoderando de mí: Tú estás conmigo.
Como un enamorado, avanzaré sabiendo que avanzas junto a mí y que lo hago por amor a todos.

Manu Santamaría, sj

Más allá de mis miedos.
Más allá de mi inseguridad
quiero darte mi respuesta.
Aquí estoy, para hacer tu voluntad.
Para que mi amor sea decirte sí
hasta el final

Amando hasta el extremo – Jueves Santo

Hola a todos, Paz y Bien

Nos adentramos en el Jueves Santo. Día del Servicio. Día del amor fraterno. Pero no un amor cualquiera… un amor hasta el extremo.

Hasta el extremo” (“eis telos“), en el más alto grado, hasta alcanzar el objetivo final…

Os dejo con un texto muy interesante de Dolores Aleixandre para el Jueves Santo: “Se levantó de la mesa

En la noche en que iba a ser entregado, Jesús realizó un gesto insólito: se levantó de la mesa distanciándose del lugar reservado a quienes presiden y se situó en el de los que, entonces y ahora, pertenecen a la categoría de “los que sirven”. Sabía que el lugar en que estemos situados condiciona nuestra mirada y por eso tomó distancia y adoptó la perspectiva que le permitía percibir otras dimensiones de la vida. Desde ese lugar se toca de cerca el barro, el polvo, el mal olor, la suciedad…, todo eso de lo que los sentados a la mesa creen estar a salvo o sencillamente ignoran y desprecian. A ras del suelo y en contacto con los pies de los demás, se produce un cambio de plano que revela lo elemental de cada persona, su desnudez, las limitaciones de su corporalidad. Y miradas desde ahí, cualquier pretensión de superioridad o dominio se descubre como ridícula y falsa.

Desde aquel lugar, el de “uno de tantos”, él veía cerca y dentro a los que otros consideraban lejos y fuera y, en cambio, los de arriba resultaban estar abajo. Porque para él los más, los mayores y los importantes eran aquellos que a nuestros ojos son menos. El lugar en que había decidido situarse había creado esta “revolución de adverbios” que tanto nos sobresalta y a la que tanto nos resistimos. La sola posibilidad de ese desplazamiento nos resulta amenazadora porque nos saca del terreno de lo conocido y nos invita a descubrir nuevos significados que no coinciden con los que consideramos evidentes. Y sin embargo él se lo exigirá a quien quiera seguirle: tendrá que estar dispuesto, lo mismo que él, a “no tener dónde reclinar la cabeza”, a ir más allá de todo aquello en lo que la cabeza (la de ellos y la nuestra) “se reclina”, descansando en lo que se cree saber, controlar o dominar.

____________________-

Y nosotros… ¿Nos levantamos? ¿Nos situamos? ¿Tomamos distancia? ¿Somos de los que sirven o pedimos que nos sirvan? ¿Amamos hasta el extremo?

Os dejo con las palabras y la bellísima canción de Maite López, que bien nos sitúa en ese momento:

Esta canción nace de la contemplación del texto del lavatorio de los pies. En el vídeo aparecen muchas imágenes, entre las que destaca algunas pinturas de gran belleza del artista Sieger Köder, que hablan por sí mismas.

De principio a fin, esta presente el pan y el vino de la eucaristía, de la mesa compartida, puesto que el relato de Juan es un relato eucarístico. Como tal, y lejos de proponer una oración desvinculada de la realidad, hay rostros y escenas de nuestro mundo, de nuestro día a día: refugiados, niños de la calle, hombres y mujeres que sufren en silencio, ancianos con su cara y su cruz. Detalles que a veces se nos pasan inadvertidos y que hacen presentes en nuestra oración la entrega cotidiana y el compromiso por el Reino.

También hay símbolos como la luz de las velas, el fuego, el viento del espíritu, un campo de espigas, el cielo en el horizonte, el caminar en el asfalto, el metro con sus gentes, la ternura de las madres. Todo tiene un significado… Un vídeo hecho para entrar en diálogo con Jesús y escuchar con el corazón. Y, a través de todo ello “sentir y gustar internamente” la profundidad de su amor y el deseo de servir con él y como él.

Maite López

Un fuerte abrazo… fraterno, hasta el extremo,

Fer

#OdresNuevos #JuevesSanto

Jueves Santo – Amando hasta el extremo

Hola a Todos, Paz y Bien

Hoy celebramos el Jueves Santo, día del amor fraterno, y lo hacemos desde nuestros hogares.

Hoy, como en cada eucaristía, recordamos y celebramos lo que ocurrió en la Última Cena. La habitación -el cenáculo- de esta Última Cena es nuestra casa y nosotros, los discípulos.

Hoy, con humildad y bondad, Jesús nos enseña a ponernos al servicio de los unos por los otros… con amor y dulzura.

Os dejo con esta preciosa canción de Maite López, Amar hasta el extremo, (https://youtu.be/_f8G4_-D0No), que recoge muy bien este momento y ese nuevo mandamiento: amarnos los unos a los otros… hasta el extremo.

Un fuerte abrazo… de los que se dan con amor y dulzura,

Fer

#OdresNuevos #JuevesSanto

Jueves Santo

Hola a Todos, Paz y Bien

Descalzarse, hacerse débil, mostrar lo escondido… y dejarse hacer de nuevo.

“Para lavar los pies habrá que descalzarse, admitir nuestras miserias, airear heridas, distracciones, errores… y dejarse perfumar por el perdón de Dios.”

Un fuerte abrazo… fraterno,

Jueves Santo 2018

Hola a Todos, Paz y Bien

Os dejo con un texto muy interesante de Dolores Aleixandre para el Jueves Santo:

SE LEVANTÓ DE LA MESA

En la noche en que iba a ser entregado, Jesús realizó un gesto insólito: se levantó de la mesa distanciándose del lugar reservado a quienes presiden y se situó en el de los que, entonces y ahora, pertenecen a la categoría de “los que sirven”. Sabía que el lugar en que estemos situados condiciona nuestra mirada y por eso tomó distancia y adoptó la perspectiva que le permitía percibir otras dimensiones de la vida. Desde ese lugar se toca de cerca el barro, el polvo, el mal olor, la suciedad…, todo eso de lo que los sentados a la mesa creen estar a salvo o sencillamente ignoran y desprecian. A ras del suelo y en contacto con los pies de los demás, se produce un cambio de plano que revela lo elemental de cada persona, su desnudez, las limitaciones de su corporalidad. Y miradas desde ahí, cualquier pretensión de superioridad o dominio se descubre como ridícula y falsa.

Desde aquel lugar, el de “uno de tantos”, él veía cerca y dentro a los que otros consideraban lejos y fuera y, en cambio, los de arriba resultaban estar abajo. Porque para él los más, los mayores y los importantes eran aquellos que a nuestros ojos son menos. El lugar en que había decidido situarse había creado esta “revolución de adverbios” que tanto nos sobresalta y a la que tanto nos resistimos. La sola posibilidad de ese desplazamiento nos resulta amenazadora porque nos saca del terreno de lo conocido y nos invita a descubrir nuevos significados que no coinciden con los que consideramos evidentes. Y sin embargo él se lo exigirá a quien quiera seguirle: tendrá que estar dispuesto, lo mismo que él, a “no tener dónde reclinar la cabeza”, a ir más allá de todo aquello en lo que la cabeza (la de ellos y la nuestra) “se reclina”, descansando en lo que se cree saber, controlar o dominar.

_____________________-

¿Nos levantamos? ¿Nos situamos? ¿Tomamos distancia?

Un fuerte abrazo a Todos,

Fer

 

Jueves Santo

Hola a Todos, Paz y Bien

Jueves Santo – “Si no te lavo no tienes parte conmigo” – Amor y Servicio.

Odresnuevos Jueves Santo

La máxima expresión del Amor es el Servicio y en especial al Otro más vulnerable. Debemos estar atentos a las necesidades del Otro, al cansancio del Otro. Servir empieza por atender, por mirar…

Cojamos nuestra toalla, ciñámosla a la cintura y estemos atentos de aquellos que necesitan nuestro servicio.

Un abrazo… De los que sirven,

Fer