Se necesitan Alfareros de cántaros rotos…

Hola a Todos, Paz y Bien

Odres Nuevos Alfarero de cántaros rotosLo bueno de las vacaciones, además de viajar y descansar, es el tiempo que se saca para uno mismo. Tiempo para leer, para pasear, para esos cafés con libro que me encantan; para sacar fotos, para estar con los míos y para hablar con muchos amigos – muchos de ellos del Blog Odres Nuevos – que, por el ritmo del día a día, me es imposible contactarles en otro momento.

En estas charlas por teléfono, por whatsapp, por mail… me estoy encontrando muchos “cántaros rotos”, muchas situaciones de rotura interior y exterior que frenan e impiden caminar y vivir la vida plenamente. De ahí el título de esta entrada: Se necesitan Alfareros de cántaros rotos.

Suena raro, ¿verdad? ¿Quién quiere algo roto? Sobre todo en estos tiempos donde ya no se repara nada. Lo roto, directamente, se tira y se compra “otro” nuevo que lo sustituya. Lo que está roto, lo que no es eficaz, lo que no produce… se aparta y se reemplaza por algo nuevo, más reluciente e, incluso, en muchas ocasiones, más barato.

Lo malo es que esta filosofía está calando tanto en nuestra sociedad que este pensamiento que aplicamos a las “cosas” lo empezamos a aplicar también a las “personas”. ¿Qué pasa cuando una persona se rompe? ¿Qué pasa cuando una persona no es productiva?

Y el problema no es sólo nuestra actitud hacia estas personas, sino la propia actitud de la persona que se rompe hacia sí misma. ¿Cómo confesarte “roto” en una sociedad que no acepta imperfecciones? ¿Cómo pedir un empujón en una sociedad que sólo mira hacia delante? ¿Cómo acercarte al otro sin miedo a que te rechace y te cambie por algo que no dé problemas?

Tenemos tanto miedo a rompernos, a que nos aparten o nos cambien por algo nuevo, que no nos arriesgamos a cambiar nada en nuestras vidas, aunque estemos hastiados de la rutina diaria. Tenemos tanto miedo a no ser perfectos ante los demás, que pasamos dudas y depresiones en silencio con una sonrisa en la cara.

Necesitamos alfareros de cántaros rotos que abracen nuestras mil piezas partidas en mil intentos y las compongan en una vasija nueva lista para romperse otras mil veces más si fuera necesario. Que nos den confianza para arriesgar con la única seguridad de saber que están detrás esperándonos… esperándonos a nosotros, no a nuestros resultados. Necesitamos alfareros que al vernos partidos por nuestros intentos y cambios no vean algo roto, sino el potencial de una vasija nueva… y es que nunca nadie va a cambiar si la mirada que transmitimos envía el mensaje de que contigo nada se puede hacer. Sólo se cambia si desde el otro lado vemos que el otro puede hacer con su vida algo maravilloso.

Leí el otro día una cita de Frida Khalo que decía: “Si yo pudiera darte una cosa en la vida, me gustaría darte la capacidad de verte a ti mismo a través de mis ojos. Solo entonces te darías cuenta de lo especial que eres para mí”.

Creo que debemos esforzarnos en esto mismo, en ser capaces de transmitir al otro, con nuestra mirada, con nuestros gestos, con nuestras palabras, lo importante que son para nosotros. Que sientan esa confianza de que sabemos que, estén como estén, pueden hacer con su vida algo maravilloso. Que si por un momento pudieran verse a través de nuestros ojos se sintieran tan seguros como un niño en el regazo de su madre.

Y reivindiquemos el valor de lo “roto”, que no es otra cosa que el valor de la experiencia. Cuando uno se rompe no vuelve al principio, no, vuelve al punto en el que se rompió para tomar otro camino distinto y seguir desarrollándose…y eso no es malo, es la forma de aprender, la forma de crecer.

Hay un cuento de Anthony de Mello que habla de una persona que iba por la vida y quería cambiar, pero cada vez que lo intentaba se la pegaba, se rompía. Ante esta situación, él mismo, ante su propia situación se decía: “no soy nada, soy un inútil, no valgo para nada”. Hasta que un día, de repente, apareció alguien y le dijo: “Hagas lo que hagas, lo único que no va a cambiar es que te voy a querer”. Y dicen que a partir de ese momento cambió.

Ojalá seamos esa persona, ese alfarero de cántaros rotos, que sepa decir con todo el corazón al que tiene cerca: “Hagas lo que hagas, lo único que no va a cambiar es que te voy a querer… aunque te rompas una y mil veces”.

Yo quiero ser alfarero de cántaros rotos… ¿y tú?

Pincha en “Sigue leyendo” si quieres dejar tu comentario

.

Sigue leyendo

Resistir el tifón y morir de hambre…

Hola a Todos, Paz y Bien

Con esta triste noticia comenzaba hoy mi mañana al entrar en la sección Internacional de elmundo.es

hambre en filipinas - odres nuevos

elmundo.es

Resistir el tifón y morir de hambre”: «Sobrevivió al tifón, pero murió de hambre». Es la dramática respuesta de un hombre al fotógrafo Dennis Saco -desplazado a Tacloban con su grupo solidario. B.R.I.D.G.E.S- cuando le pregunta por el niño que lleva sin vida sobre el manillar de su bicicleta. Es su hijo. Pero el padre no tiene tiempo ni de dejar de pedalear ni de abandonarse al duelo.

Porque todo su esfuerzo se centra en tratar de salvar a su otro hijo, que va montado detrás, desfallecido, sobre la bici oxidada. El hombre trata de llegar al aeropuerto de Tacloban. «Al vernos en la carretera se acercó a nuestro grupo y me dijo que uno de sus hijos acababa de morir porque no habían comido nada desde el domingo anterior», cuenta conmocionado Saco.

Llevo todo el día dándole vueltas a las palabras Fotógrafo Denni Sacocuando describe la situación de un padresin tiempo de abandonarse al duelo” de su hijo recién muerto de hambre, por no perder a su otro hijo, que ya se encuentra desfallecido… ¡Tremendo!

Desde nuestra realidad, la realidad de cada uno de nosotros y nuestras posibilidades, no dejemos de colaborar con el pueblo de Filipinas… Que ninguna otra persona, que ningún otro niño que se haya salvado de la dramática desvastación del tifón, muera ahora por no tener comida.

Os dejo el enlace de Manos Unidas, donde quien quiera, desde su situación personal, desde su realidad y posibilidades, puede colaborar:

_________________________-

.

EMERGENCIA FILIPINAS

Manos Unidas ha abierto una cuenta de emergencia para ayudar a paliar los daños causados por el tifón Haiyan en Filipinas.

Cta. Nº 0049-1892-63-2210525246

REF: EMERGENCIA  FILIPINAS

También puedes hacer un donativo online.

Manos Unidas/Emergencia Filipinas/SMS

 ¡Colabora!

Tifón en Filipinas_Emergencias Manos Unidas_Foto: Reuters/Romero Ranoco

.

_________________________-

Espero, con todo el corazón, que el duelo de ese padre haya sido poder salvar a su otro hijo.

Un abrazo… de sentido pésame,

Fer

Echo de menos…

Hola a Todos, Paz y Bien

Ya estoy de vuelta en Madrid, ohhhh!! Ayer aterrizábamos en Barajas y hoy ya de vuelta al trabajo… todo parece tan extraño. Parece que fue ayer cuando salíamos para Mozambique y, “chas”, ya estamos aquí de vuelta.

Sólo hace unos días que dejamos Chiúre y ya lo echo de menos:

Misión Chiúre

Echo de menos despertar temprano, pero bien temprano, y oír ya a los niños cerca de la Misión. Echo de menos el “Bom Día” de las hermanas en el Desayuno y el “Bom Día Meninos” en la Escolinha. Echo de menos las calles de Chiúre, llenas de gente y no llenas de coches. Echo de menos el mercado del pueblo, donde podías comprar desde una gallina hasta una moto. Echo de menos regatear los precios. Echo de menos a los niños jugando apasionadamente con un papel, una caja, un neumático… Echo de menos las casas sencillas y la gente sencilla que las habita. Echo de menos el “voy al molino a moler el grano” y el “voy al pozo a sacar agua“. Echo de menos el no tener ordenador…ummm. Echo de menos el escribir con papel y boli. Echo de menos el tener que ir a buscar a alguien a casa, porque no tiene móvil para avisarle. Echo de menos a la gente que allí queda,  las hermanas (de Chiúre, de Pemba, de Maputo…), a mis niños Nivaldo, Edú y Lulú; los bebés y mamás del Proyecto Isabelinha, los trabajadores de la misión, los voluntarios, los amigos…

En la Escolinha

Aunque, para ser sinceros, también os echaba de menos a vosotros ¡¡claro que sí!! A la familia y amigos que aquí quedaron y que te esperan a la vuelta. También, aunque parezca mentira, tenía una sentimiento de “querer regresar”, para poder compartir todo visto, lo vivido y lo sentido.

Ya veis, sólo un día en Madrid y ya con ganas de volver, pero también con ganas de contaros muchas cosas de la vida en este pedacito de África… Vamos con ello!!

Hoy, por ser el primer día, os dejo con unas fotos de la Escolinha, del Proyecto Isabelinha y, como no, de mis niños… que se me van haciendo grandes, jejeje.

Un abrazo enorme a Todos… con aroma Africano.

Fer

Pincha en Continuar Leyendo para ir a las fotos

.

Sigue leyendo

Confianza

Quién dijo que no es posible… Si nada es imposible para Ti.

Qué experiencia más bonita estoy viviendo estos días. Ayer Gema Extremo, una amiga, me enviaba un mensaje pidiendo ayuda para Hanna, una niña de dos añitos que había llegado a una de sus casas en Etiopía y que está muy enferma.

Leyendo el correo que enviaban desde la Comunidad de Etiopía, me impactó mucho esta frase:

Como siempre, estamos seguros de que el que Hanna
haya llegado a la comunidad de Zway
no es una casualidad….

Y es que, como dice un buen amigo: “Nada es coincidencia… Todo es Providencia

Claro que no es casualidad que Hanna haya llegado a la Comunidad de Zway, ni es coincidencia que el mensaje me haya llegado a mi y, claro está, tampoco es coincidencia que yo te haya enviado a ti el mensaje… o todavía piensas que sí??

Es impresionante la cantidad de correos que han llegado interesándose por el tema, ofreciendo ayuda los que podían y oración los que veían que no tenían otra cosa que ofrecer… ¿quién dijo que no es posible?

Claro que no es casualidad que Hanna haya llegado a la Comunidad de Zway… Quién le iba a decir a Hanna, tan pequeñita, en un continente tan abandonado, que personas de todo el mundo iban a estar pendientes de ella… rezando por ella? Quién nos iba a decir a nosotros que, gracias a Hanna, íbamos a estar unidos a un montón de personas del resto del mundo en un mismo fin… ayudar a “otro”?

Os podéis imaginar la de cosas que nos “unen” sin nosotros siquiera saberlo…?

Y quién dijo que no es posible darse un abrazo en la distancia…? Pues ahí va uno.

Fer

…. Si nada es imposible para Ti

Sigue leyendo

Fin de Semana en la Cabrera

GRACIAS

Qué gozada de fin de semana!!! Ayer, al llegar a casa (algo tarde, porque quedé con unos amigos) sólo se me ocurría pensar en “Dar Gracias” por lo vivido y compartido en estos días.

Os paso unas fotos, de las poquitas que hice, y una canción que se creó para un festival de música en Valladolid (La canción está colgada en el enlace de Box, que tenéis en la columna lateral derecha). Os dejo con el Estribillo:

Siento ganas de darte gracias
siento ganas de verte junto a mi
siento ganas de vivir sólo en ti
siempre en ti….

GRACIAS GEMA….

Por ilusionarnos, por motivarnos, por creer en nosotros, por cuidarnos, por estar siempre pendiente, por tu tremendo trabajo… por tu tremenda sonrisa.

Gema Madre Selva